Grupos ultraderechistas apoyan a Micheletti: Correa

Quito.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, sostuvo que grupos ultraconservadores de Estados Unidos, que escapan al control del presidente Barack Obama, sostienen al gobierno de facto de Honduras encabezado por Roberto Micheletti.

“Un golpe de Estado tan burdo, torpe y descarado, al estilo de los años sesentas, no pudiera sostenerse si no tuviera el apoyo de poderosos grupos ultraconservadores de Estados Unidos”, manifestó este jueves Correa en una entrevista con radio Sonorama.

El mandatario ecuatoriano aseveró que a esos sectores se suman “ciertos grupos militares, más ciertos grupos de inteligencia, que no los controla el gobierno de Estados Unidos”.

Aclaró que el apoyo al golpe de Estado no es la posición del presidente Obama, en quien expresó “confianza”, pero remarcó que “él no controla una sociedad tan compleja como la de Estados Unidos”.

Correa aseguró que esos grupos ultraconservadores “incluso quisieran desestabilizar al propio Obama”.

El mandatario ecuatoriano afirmó que “lo de Honduras no es casual” y reiteró que “hay una arremetida de los grupos más reaccionarios del continente” contra “gobiernos democráticos y progresistas, y hay gobiernos y países que se prestan para esto”.

Washington apoya plan de Arias

El nuevo plan presentado por el presidente costarricense Oscar Arias es un “buen paso” para resolver la crisis en Honduras e “instamos a las partes a que lo acepten”, dijo el vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley.

En declaraciones a la prensa, Crowley señaló que el nuevo plan presentado la víspera por Arias “es un buen paso para resolver pacíficamente y restaurar el orden democrático y constitucional” en el país centroamericano.

“Ambas partes lo están revisando”, agregó el vocero en referencia a la evaluación del plan por parte del depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya y el gobierno de facto que encabeza Roberto Micheletti.

“Instamos a ambas partes que lo acepten” y se reporten con Arias lo más lo más pronto posible y aprovechen la oportunidad para terminar la crisis y formar un nuevo gobierno apoyado por los hondureños, aseveró.

El mandatario costarricense, como mediador en el conflicto, presentó la víspera un plan de 12 puntos, que prevé la restitución de Zelaya -lo que es rechazado por los golpistas-, la instalación de un gobierno de unidad y reconciliación nacional y una amnistía para delitos políticos.

También propone el adelanto de las elecciones y la cancelación de cualquier esfuerzo para una consulta popular.

En lo que denominó un “plazo prudencial”, Arias instó a las partes a “firmar (el documento) después que lo analicen”, en un lapso de cinco a ocho días.

“Lo más importante” es que si ambas partes aceptan esa propuesta, “habrá una reanudación y acceso inmediatos de Honduras a la cooperación internacional”, apuntó Crowley.

Indicó que cualquier decisión que tomen las partes en conflicto tendrá “consecuencias”, aunque evitó dar más detalles al respecto, pero aseveró que “no sería sabio” si se toman pasos que inciten la violencia en ese país.

ONU sería la  última instancia en solución para Honduras

Naciones Unidas.- El Consejo de Seguridad de la ONU aclaró que sólo intervendría en la búsqueda de una solución a la crisis en Honduras si se agotan las propuestas del presidente costarricense Oscar Arias y la Organización de Estados Americanos.

Funcionarios adscritos al Consejo de Seguridad -órgano ejecutivo de Naciones Unidas (ONU)- expresaron que aunque el organismo está al tanto del asunto, actuaría sólo si Arias -quien ha fungido como mediador- y la OEA agotaran sus propuestas para solucionar la crisis.

En el mismo sentido se pronunciaron fuentes diplomáticas de la misión de Honduras ante la ONU consultadas por Notimex, las cuales señalaron que hasta el momento no hay ninguna intención de que el Consejo de Seguridad se haga cargo del caso del país centroamericano.

Además, los lineamientos del Con

You must be logged in to post a comment Login