Revolución Sandinista influyó en jóvenes colombianos

Por Carlos Augusto Rodríguez.

Bogotá.- La Revolución Sandinista, la segunda triunfante en América Latina en el siglo pasado tras la Cubana, despertó la solidaridad y la utopía en algunos de los “jóvenes revolucionarios” colombianos de la época.

Las huellas del tiempo se notan alrededor de los ojos de Hernando Moreno, en el color plateado de sus sienes, en la pérdida de cabello y en la robustez de su abdomen, pero al recordar sus épocas universitarias se iluminan de nuevo sus ojos.

“En esa época muchos de nosotros militábamos en el Partido Comunista o en movimientos de izquierda que estaban en las universidades y la revolución en Nicaragua se regó como pólvora en nuestras mentes y nuestros corazones”, dijo a Notimex.

Licenciado en Ciencias Sociales, Moreno recordó cómo durante un tiempo se hicieron colectas entre universitarios y en barrios populares de Colombia para enviar a Managua como una forma de apoyar a los revolucionarios “y en especial al pueblo nicaraguense”.

“Yo creo que, viendo en perspectiva lo que sucedió con nosotros, los jóvenes de esa época, puedo decir que se creó un lazo de solidaridad muy fuerte. Lo que generó la Revolución Sandinista fue un sentimiento de solidaridad latinoamericana”, señaló.

Néstor Gómez, matemático de profesión, manifestó por su parte que recuerda cómo los sucesos de 1979 en Nicaragua ocasionaron grandes debates teóricos sobre “la validez y la necesidad de la revolución para nuestros pueblos”.

“Nos lo tomábamos muy en serio, porque muchos admirábamos a Cuba, pero no habíamos vivido el proceso. Con Nicaragua, en cambio, vimos, leímos y sentimos lo que sucedió y nos hizo pensar que la utopía de un continente revolucionario era cierta”, afirmó.

Moreno y Gómez aseguran que, aunque ahora piensan algo distinto, los problemas sociales que los movían a pensar en alternativas para el continente aún persisten.

“Sigue existiendo la desigualdad, siguen muriendo niños de hambre en nuestros países, siguen las discusiones sobre la injerencia estadounidense en nuestros países, como es el caso del traslado de las operaciones de Manta (Ecuador) a Colombia”, apuntó Moreno.

Gómez indicó en tanto que, pese a que los jóvenes en la actualidad no están “permeados por la revolución”, el debate intelectual persiste en las universidades y la búsqueda de soluciones sigue siendo una preocupación de quienes quieren una sociedad mejor.

“La Revolución Sandinista marcó una época de nuestras vidas y nos hizo pensar en que el mundo podía cambiar, más aún cuando todavía existía el Muro de Berlín. Fue un momento muy interesante para la utopía de una Latinoamérica libre”, aseguró.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login