Instrumenta Italia ley que juzga delito la inmigración ilegal

Por Mario Osorio Beristain.

Roma.- Con una población extranjera que en 2010 alcanzará el récord histórico de cinco millones de personas, Italia promulgó este mes la controvertida Ley sobre Seguridad, que incluye una norma por la cual la inmigración ilegal se convierte en delito.

Promovida por la Liga del Norte, el partido xenófobo que según los sondeos suma 32 por ciento de las preferencias italianas, la normativa fue comparada por la oposición y por organizaciones civiles con las “leyes raciales” contra los judíos en el fascismo.

“Es una normativa que evoca los tiempos de las infaustas leyes aprobadas en defensa de la raza”, dijo al respecto la vicepresidenta del Senado y ex comisaria europea, Emma Bonino. Consideró “veleidoso y demagógico” pretender que “la oleada migratoria en Italia se vaya a detener solamente porque se introduce el delito de inmigración clandestina”.

La nueva Ley de Seguridad prevé el delito de inmigración clandestina (con multas de 5 mil a 10 mil euros); autoriza a las patrullas ciudadanas de ex agentes sin armas y prolonga a 180 días la estadía de los indocumentados en los centros de identificación y expulsión. También restringe derechos sociales y civiles, como matrimonio, escolaridad, sanidad y ciudadanía a los inmigrantes ilegales. Prevé hasta tres años de cárcel para quien rente una casa a un indocumentado.

Según el Sindicato Nacional de Inquilinos y Asignatarios (Sunia) el 85 por ciento de los más de cuatro millones de extranjeros legales en Italia tiene un contrato de renta no registrado oficialmente. La Ley de Seguridad fue aprobada el pasado 2 de julio por el Parlamento, controlado por el Partido del Pueblo de la Libertad (y su aliada, la Liga del Norte), del primer ministro Silvio Berlusconi, fue promulgada el pasado día 15 por el presidente Sergio Napolitano.

“El que varias normas sobre inmigración hayan sido incluidas en una ley sobre seguridad, como si cada aspecto de la vida de los inmigrantes representara una amenaza para la colectividad, avala la ecuación falsa de inmigración igual a criminalidad”, dijo Acnur. Además, la ley fue criticada por Amnistía Internacional, por el Consejo Italiano para los Refugiados, por la asociación católica Caritas, por la Iglesia y el Vaticano y por organizaciones no gubernamentales, como Arci, que llamó a la “desobediencia civil”.

“Nosotros daremos hospitalidad a los migrantes, abriendo las puertas a los ilegales igual que después de 1938 hicieron muchos ‘justos’, para salvar a los judíos de las leyes raciales”, anunció la Arci. “Temiendo la denuncia, los migrantes buscarán evitar contactos con los entes públicos, cayendo así en una alarmante situación de falta de acceso a los servicios y comprometiendo sus derechos humanos”, advirtió a su vez Amnistía Internacional.

Sin embargo, ante las protestas, sobre todo de quienes no pueden prescindir de la mano de obra extranjera, el gobierno aceptó regularizar a las empleadas domésticas, en particular a cuidadoras de ancianos, niños y discapacitados. Y es que según un estudio de la asociación de consumidores Adoc, casi un millón de familias italianas tienen a cuidadoras ilegales y quedarían sin asistencia doméstica con la nueva ley.

El diario económico Il Sole-24 Ore resaltó que la regularización de las cuidadoras llevará a que en 2010 Italia registre la cifra histórica de 5 millones de extranjeros residentes (sobre una población total de 60 millones de personas). 

 El Instituto de Estadísticas (Istat) indicó que en 2008 hubo un incremento de la población residente de 425 mil 778 personas, debido completamente a la migración extranjera, pues sin ella Italia habría perdido por causas naturales a algunos miles de individuos (mueren más de los que nacen).

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login