Se erosiona a gran velocidad la fuerza militar en Europa: El País

Madrid.- Mientras las grandes potencias mundiales elevaron a ritmos de vértigo su inversión militar en la última década, Europa gasta lo mismo que hace 10 años lo que prueba una erosión de la fuerza militar europea a gran velocidad, destacó El País.

En su edición de este sábado el diario español precisó que los datos son contundentes: China aumentó su gasto militar un 194 por ciento entre 1999 y 2008, en términos reales; Rusia, un 173 por ciento; Estados Unidos, un 66 por ciento; India, un 44 por ciento.

Frente a esas cifras, en el mismo periodo, Francia incrementó su gasto un tres por ciento; Italia, un 0.4 por ciento; Alemania retrocedió un 11 por ciento.

Por su parte, el Reino Unido avanzó un 20 por ciento, debido a su alta implicación en las guerras de Irak y Afganistán.

El rotativo enfatizó que el continente, en su conjunto, registró un avance del cinco por ciento.

“Los datos son del prestigioso Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI) y según ellos, China se convirtió en 2008, por primera vez, en el segundo inversor militar del mundo”, puntualizó.

El investigador del departamento de gasto militar del SIPRI, Samuel Perlo-Freeman, indicó entrevistado telefónicamente que el gasto militar es impulsado por tres factores básicos.

Estos son: estar involucrado en conflictos armados como Estados Unidos; tener ambiciones de potencia militar global, como China o Rusia; o gozar de un crecimiento económico elevado, que facilite el aumento del gasto militar.

“Europa no es empujada por ninguno de los tres. Los países europeos han priorizado objetivos por los que no consideran necesario o útil desarrollar su poder militar”, aclaró.

El País apuntó que así, la capacidad de influencia europea a escala global queda siempre más dependiente del llamado “soft power” que brota del poderío económico y comercial, de la seducción cultural, del atractivo de su particular mezcla entre libre mercado y protección social.

Añadió que para muchos eso es positivo, y al respecto -señaló- hay opiniones de todo color.

“Europa se ha descolgado del ritmo de crecimiento de los demás. Esto es fuente de preocupación”, observó desde Francia Yves Boyer, director adjunto de la Fundación para la Investigación Estratégica francesa.

“Si queremos evitar una Europa condenada a la decadencia, los gobiernos tienen que dotarla de medios en los sectores industriales, culturales, diplomáticos, pero también militares”, aseveró.

“Aunque sea en contra de las opiniones públicas, los gobiernos tienen el derecho de actuar en el interés estratégico de un país”, dijo.

La tendencia, sin embargo, muestra un estancamiento absoluto en la última década, y las proyecciones para los próximos presupuestos no la invierten. La crisis económica global reduce más aún el margen de maniobra.

Boyer consideró que pese al frenazo de las inversiones que perjudica la disponibilidad de materiales, Europa goza todavía de ventajas comparativas en cuanto a “savoir faire”, pero incluso esto necesita medios para mantenerse en el tiempo, y la espiral actual puede ser peligrosa.

Para hacerse una idea de las magnitudes, las cinco principales potencias militares europeas -Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y España- con una población equivalente a la de Estados Unidos y un PIB conjunto poco inferior, suman un gasto militar que representa el 40 por ciento del estadounidense.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login