ETA atraviesa su peor momento en sus 50 años de existencia

Madrid.- La organización separatista Patria Vasca y Libertad (ETA) llega a los 50 años de su existencia más exhausta y aislada que nunca, destacó hoy el diario español El País.

“La pesadilla de ETA ha cumplido cincuenta años, y durante su existencia alucinada y sin freno se ha llevado por delante la vida de casi novecientas personas”, indicó.

“Ha sumergido en el miedo la existencia de otros miles más, ha narcotizado la conciencia de otras decenas de millares de vascos y, como cierre provisional del balance, ha envenenado la convivencia en el País Vasco y en España hasta extremos difíciles de concebir”, añadió.

A 50 años de su creación, ETA sobrevive ajena al tiempo y al mundo circundantes, como una reliquia sangrienta en la Europa de otra época en la que la disposición a matar o morir por la patria o la revolución estuvo bastante extendida, indicó.

Esto, obstinada en ser el último y paradójico residuo del franquismo en el que surgió, abundó.

El rotativo español advirtió que pese a todo, continúa dispuesta a seguir cumpliendo su determinación de aterrorizar.

Pretende perpetuarse causando dolor en nombre de un pueblo vasco que no existe más que en su imaginación, de una sociedad que en su mayoría se muestra hastiada y aburrida de sus pretendidos liberadores, dijo.

El abogado Txema Matanzas Gorostiaga, otrora mantenedor de la moral y la obediencia debidas entre los reclusos de la organización terrorista, ha hablado ya de “cerrar la persiana”.

A principios de los 50, un pequeño grupo de estudiantes nacionalistas crearon el grupo EKIN (acometer) y, tras romper en 1958 con sus mayores del PNV, a quienes acusaban de asistir cruzados de brazos a la “destrucción de la patria vasca”, constituyeron Euskadi ta Askatasuna (ETA, Euskadi y libertad).

El momento exacto del nacimiento sigue en discusión. Se sabe que el nombre se decidió en diciembre de 1958 y que se prefirió al de Aberria ta Askatasuna (Patria y Libertad) porque la denominación abreviada, ATA, en euskera significa pato.

Se conoce también, aunque con brumas, que la reunión constitutiva se celebró el 31 de julio del año siguiente, fecha nada casual por ser la festividad de san Ignacio de Loyola y el día elegido por Sabino Arana para fundar en 1895 el PNV, acotó El País.

Aseguró que seguramente, sus fundadores no podían imaginar hasta donde llegaría la organización puesta en marcha para sacudir el viejo nacionalismo y salvar a una Euskadi mitificada de una opresión española que sólo el franquismo hacía verosímil.

“Derivaría, apenas dos décadas más tarde, en una ’hidra sangrienta’ capaz de amenazar la democracia y la libertad apenas recobradas”, apuntó el rotativo.

Sostuvo que ni la amnistía de 1977 ni la democracia ni la consecución del autogobierno movieron a ETA a revisar su práctica y sus postulados; al contrario, nunca mató tanto como el año en que el País Vasco estrenó su Estatuto de Autonomía (98 asesinatos en 1980).

“Tampoco lo ha hecho con la entrada de España en la Unión Europea, que comenzó a recortar el crédito exterior arrastrado del franquismo y su hasta entonces confortable retaguardia en el sur de Francia”, añadió.

Tampoco con la caída del muro de Berlín, que la despojó de su barniz socialista, o con la sacudida de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos que ha estigmatizado en todo el mundo la etiqueta del terrorismo.

El País afirmó que después de 50 años, 856 asesinatos, 200 víctimas propias, miles de heridos y de presos; después de una insondable contabilidad de dolor y miedo, ETA y su mundo han llegado a la soledad más extrema, a la ausencia total de expectativas.

“Lo ha hecho a base de desperdiciar ocasiones de poner un fin honorable a su nada gloriosa trayectoria”, subrayó.

Recalcó que la paradoja a la que ha llegado ETA es que tiene voluntad y capacidad para seguir matando, pero ninguna esperanza en alcanzar sus metas o dar una utilidad política a su trayectoria criminal.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login