Excluye Canadá pedidos de asilo de personas provenientes de EU

Montreal.- El gobierno de Canadá rechazará a partir de este domingo las peticiones de asilo de personas originarias de países como Afganistán, Haití, Irak, Congo y Zimbabwe que hayan pasado por Estados Unidos, un país considerado “seguro”.

Esos cinco países quedaron eliminados de la lista de países donde hay “condiciones de volatilidad política”, y por tanto sus nacionales no podrán pedir refugio en Canadá si pasaron, aunque haya sido sólo en una escala técnica, por Estados Unidos.

La excepción para esos países deja de existir por la aplicación completa del Acuerdo bilateral de Tercer País Seguro, vigente entre Canadá y Estados Unidos, para limitar los pedidos de refugio, anunció la víspera el ministro de Inmigración de Canadá, Jason Kenney.

Esta medida entra en vigor pocos días después de que el gobierno conservador canadiense impuso la visa de ingreso para los mexicanos y los checos, puntualizaron defensores de los derechos de los solicitantes de asilo.

Canadá también anunció, en un comunicado de la Agencia de Servicios Fronterizos (ASF), el retiro de Burundi, Liberia y Ruanda de la lista de países “muy peligrosos” para el retorno de ciudadanos de esos países a quienes se rechace el pedido de asilo en Canadá.

Según el diario Star de Toronto, hay cuatro mil personas beneficiadas hasta ahora con la “suspensión temporal” de la deportación por razones de peligro.

La mitad de ellas provienen de países que han sido eliminados de la lista de países con “condiciones de volatilidad política”.

El ministro Jason Kenney declaró que el objetivo del Acuerdo del Tercer País Seguro “es permitir que Canadá y Estados Unidos manejen de manera ordenada los pedidos de refugio”.

Así se “podrá reducir la posibilidad de múltiples pedidos (de asilo) y compartir la responsabilidad de proveer protección a aquellos que la necesitan”, y agregó que “esta excepción estaba minando esos objetivos y en consecuencia la integridad de nuestro sistema de asilo”.

Rick Goldman, del Consejo Canadiense para Refugiados, calificó esta medida de “radical”, apuntando que “el gobierno está cerrando las puertas a los refugiados”.

Las medidas impuestas por Canadá en los últimos días, según esta fuente, permiten negar el asilo a 14 mil personas, alrededor de 30 por ciento de los 35 mil que en 2008 pidieron refugio en Canadá.

Estos cambios a las regulaciones han sido adoptados mientras el Parlamento de Ottawa está en receso de verano, y sin consultas con los partidos de la oposición o las organizaciones de la sociedad civil, según las fuentes políticas en Ottawa.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login