Atribuyen violencia cerca de San Diego a los Minuteman

San Diego.- El director de la organización Angeles de la Frontera, Enrique Morones, dijo hoy que tras la llegada de los Minueteman surgió la violencia en una zona cercana a San Diego, donde la semana pasada fue asesinado un patrullero fronterizo.

Los Minuteman son civiles que asumen funciones de oficiales federales, y para ello utilizan todo tipo de armas, para evitar el ingreso de inmigrantes indocumentados.

“La mayoría de los migrantes vienen pacíficamente a lo largo de tres mil kilómetros de frontera, pero en ese sector -donde fue asesinado el oficial Robert Rosas- la violencia se ha incrementado desde que los Minuteman vigilan armados”, dijo Morones.

Esa zona es Campo, California, 65 kilómetros al este de San Diego, un tramo fronterizo poco poblado, excepto por algunas rancherías.

Morones dijo que desde el 15 de julio de 2005, cuando los Minuteman llegaron a la zona por primera vez, se han registrado tiroteos desde ambos lados de la frontera, y en una ocasión dos migrantes mexicanos resultaron heridos.

“La Comisión de los Derechos Humanos en Tecate entrevistó a esos migrantes, quienes dijeron que no habían hecho nada, que nada más iban pasando cuando les dispararon”, dijo el dirigente.

En mayo pasado, un grupo de corte neonazi, identificado como parte del Movimiento Nacional Socialista estadounidense, divulgó en la red mundial que venía a la zona de Campo a realizar prácticas de vigilancia fronteriza armada.

El grupo subió a internet videos y fotografías acerca de sus prácticas de tiro en el área.

En Tecate, Baja California, México, las autoridades mantienen detenidos a seis sospechosos del asesinato del agente Rosas. Según reportes preliminares, uno de los detenidos, Ernesto Parra Valenzuela, de 36 años, habría sido el ejecutor del oficial.

Un vocero de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en la región de California fronteriza con México, Darrel Foxworth, dijo que hasta ahora no hay cargos en Estados Unidos para ninguna de las personas que se encuentran bajo custodia de autoridades mexicanas.

Según reportes de Tecate, Parra y otros formarían parte de una banda de traficantes de indocumentados a la que sorprendió el oficial Rosas la noche del jueves, al cruzar a California.

Por su parte, Morones opinó -sin disculpar a los sospechosos- que la zona de Campo es la única en la frontera de California que registra ese tipo de violencia armada.

El director de la Patrulla en San Diego, Richard Barlow, dijo que los agentes de su corporación ocasionalmente enfrentan agresiones con piedras o palos en esa y otras zonas.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login