Publican fotos inéditas en color del ‘Che’ Guevara

MADRID (AFP) – La fotógrafa británica Nicola Seyd, de 73 años, “rescató” fotos inéditas en color del líder revolucionario argentino Ernesto ‘Che’ Guevara, realizadas durante un acto en La Habana hace 49 años y publicadas este miércoles por el diario español El País.

Seyd, que hace 49 años fotografió a Guevara en un centro educativo cubano, encontró los negativos, “relegados al olvido en una caja que ella recuperó recientemente por casualidad”, según el diario.

Las fotos, tomadas cuando Seyd era una cooperante de 24 años, son una “rareza”, ya que son “dos de los escasísimos retratos en color que se conservan del guerrillero argentino vivo”, escribió el diario.

A diferencia del clásico enfoque romántico, Seyd tiene la convicción de que sus imágenes muestran “la impresionante faceta humana” del Che.

Cinco meses después de que Korda (Alberto Díaz Gutiérrez) capturase su célebre Guerrillero heroico, Seyd aterrizó en La Habana para trabajar como voluntaria de la ONG londinense Cuba Solidarity Campaign.

“No era una fotógrafa profesional”, apuntó Seyd al diario.

En la escuela Camilo Cienfuegos, Seyd recuerda a un ‘Che’ rodeado de ciudadanos que reclamaban su atención a los que intenta responder sin quitarse el habano de la boca, como ilustra la fotografía en El País en su primera plana.

“Las escenas eran frescas y reflejaban con autenticidad el clima que había en el país” en ese momento, relató.

Rob Miller, director de la ONG, defiende el valor del hallazgo: “Nunca antes había visto un Guevara en color. Sabemos que existen imágenes posteriores a 1960, como las tomadas en Rusia, pero no hay certeza sobre quiénes son sus autores o de si se conservan los negativos”.

A la minúscula colección de retratos policromáticos de Guevara hay que añadir el del francés Roger Pic, en 1963, recordaron a El País el fotógrafo cubano Liborio Noval y Nelson Ramírez de Arellano, especialista principal de la Fototeca de La Habana.

Más allá de ese trabajo, el cadáver de Ernesto Guevara, ejecutado en Bolivia en 1967, quedó inmortalizado en color aunque circulan archivos de origen y autenticidad dudosos, muchos de ellos pintados a partir de un original en blanco y negro.

José Manuel Fors, colega de Noval, añadió que la fotografía ayuda también a aclarar equívocos: “Mucha gente cree que el Che era moreno, pero no, su piel era más clara que la nuestra. No podía negar que venía de Argentina”, explicó al diario.

You must be logged in to post a comment Login