Anuncian iniciativas para protección de inmigrantes en centros de detención

Organizaciones defensoras de los inmigrantes elogiaron la presentación de dos iniciativas en el Senado de Estados Unidos que buscan un mejoramiento en el trato y las condiciones en los centros de detención del país.

Las malas condiciones que enfrentan los inmigrantes detenidos muestran “la urgencia de una reforma migratoria integral que restaure la dignidad y el equilibrio en el sistema”, dijo la presidenta del Consejo Nacional de La Raza (NCLR), Janet Murguía.

Agregó que hacen falta medidas que garanticen que las tácticas del gobierno federal para aplicar la ley “sean sensatas, responsables, justas y humanas.

Los senadores Edward Kennedy, Robert Menéndez y Kistern Gillibrand propusieron esta semana mecanismos de protección a ciudadanos estadunidenses y residentes legales, así como a niños y mujeres embarazadas afectados por las redadas.

La iniciativa ofrecería a esas personas “otras alternativas a la detención”, así como información sobre el derecho a contactar a un abogado y notificación de los cargos que enfrentan.

Una segunda iniciativa busca proporcionar acceso adecuado a atención médica, protocolos sobre el traslado de los detenidos lejos de sus familiares y mejoramiento de las condiciones en los centros de detención.

El proyecto de ley, en caso de ser aprobado, permitiría que el detenido comparezca ante un tribunal de inmigración y remitiría a las poblaciones vulnerables, como mujeres embarazadas, bebés, ancianos y solicitantes de asilo, a alternativas comunitarias de menor costo sin privarles de su libertad.

El NCLR informó en un comunicado que tras las redadas de los últimos años, el número de inmigrantes detenidos ha aumentado considerablemente.

La poca supervisión de las operaciones de inmigración, además de ser costosas para el país, “ha ocasionado no sólo la detención ilegal de ciudadanos estadunidenses, sino también la muerte de inmigrantes”, señaló.

Douglas Rivlin, del Foro Nacional de Inmigración, dijo que miles de personas, incluyendo mujeres, niños, solicitantes de asilo e incluso ciudadanos estadunidenses, han sido identificados erróneamente y detenidos “en un sistema en crisis”.

“El Departamento de Seguridad Interna calcula que este año detendrá a más de 440 mil personas en un sistema de detención plagado de condiciones deplorables y abusos rampantes”, dijo Rivlin, quien informó que la representante Lucille Roybal-Allard impulsa una iniciativa similar en la cámara baja.

Agregó que este complejo de detención “pobremente administrado” existe a expensas de los derechos de los detenidos y de los dólares de los contribuyentes.

Al momento de presentar su propuesta, el senador Menéndez indicó que personas nacidas en Estados Unidos “han sido arrestadas sin saber por qué y, en algunos casos, sacadas del país que consideran su hogar y enviadas a países completamente ajenos a ellos”.

“Una detención nunca debe equivaler a una sentencia de muerte”, anotó el senador, quien informó que sus iniciativas cuentan con el apoyo de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), Amnistía Internacional y Human Rights Watch, entre otras entidades.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login