Aumentan amenazas de muerte a periodistas

Las amenazas de muerte dirigidas, primero contra tres periodistas de la Radio Comunitaria de Victoria departamento de Cabañas —en el centro salvadoreño— se han extendido a todo el personal, al sacerdote Luis Quintanilla y en las últimas horas a Antonio Pacheco, director de la Asociación de Desarrollo Económico Social (ADES), así como a los integrantes del grupo teatral de Santa Marta, según reporte del periódico CoLatino de San Salvador.

Agrega el reporte del vespertino que además de las intimidaciones, la señal de la radio comunitaria ha dejado de transmitir desde el miércoles en la tarde, debido al robo de la antena transmisora y la destrucción de conexiones eléctricas.

Ante esta situación, la Asociación de Radios y Programas Participativos (ARPAS) hizo una transmisión satelital el viernes para denunciar el hostigamiento, a través de todas las radios afiliadas a la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER).

En la región metropolitana de Washington diferentes organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes, incluyendo a dirigentes del Comité Unido por Santa Marta en el norte de Virginia, se han manifestado en contra de las amenazas.

“Como comité de Santa Marta nos sentimos muy preocupados debido a las amenazas de muerte a periodistas de Radio Victoria y a líderes ambientalistas”, dijo José Cruz residente en el condado de Fairfax, Virginia y miembro de ese comité que dirige Francisco Ramírez.

Según Cruz y Ramírez, Radio Victoria es una radio participativa que durante su trayectoria “ha jugado un papel muy importante en las comunidades del departamento de Cabañas.

“Siempre ha estado informando las irregularidades del departamento en defensa del medio ambiente y denunciando las anomalías de los municipios”, dijeron.

“Es urgente que la comunidad internacional se de cuenta de los problemas que atentan contra la vida y los derechos de libertad de expresión de nuestro país: El Salvador”, apuntaron.

Las amenazas anónimas de muerte, propias de la época del conflicto armado que vivió El Salvador desde los años 70’s hasta la firma de los Acuerdos de Paz en 1992, se ha suscitado por la defensa del medio ambiente y la oposición a la minería que las comunidades lideran en la zona.

José Beltrán, uno de los periodistas amenazados, afirma que estas intimidaciones y el ambiente tenso que están viviendo en la localidad se ha dado desde que la Pacific Rim, transnacional interesada en la exploración y explotación minera, se asentó en el lugar, y la radio empezó a informar sobre el concepto de minería, las ventajas y desventajas que traería a la zona.

La situación se ha agudizado debido a la reciente desaparición, tortura y asesinato de Marcelo Rivera, líder comunitario y defensor del medio ambiente, que junto a otras organizaciones han abanderado la detención de la exploración minera en Cabañas, por considerar que atenta contra el medio ambiente.

Durante el mes de enero, Rivera se mostró también muy vigilante del proceso electoral de San Isidro, que culminó en la detención de las votaciones por existir indicios de fraude.

La oposición a la minería y la exigencia de un proceso electoral transparente fueron factores que llevaron a Rivera a ser blanco perfecto para asesinarlo, afirman líderes locales. Y el hecho de que Radio Victoria pusiera en agenda desde el primer momento el caso, le ha acarreado amenazas a todo el personal y personas involucradas directamente con el trabajo comunitario.

“Las amenazas iniciaron con mensajes a mi familia para que me salga de la radio, posteriormente nos llamaban y luego pasaron a los mensajes de texto en donde nos decían que vamos a terminar como Marcelo”, denuncia Beltrán.

Los intereses económicos y la compra de voluntades de dirigentes y líderes de la localidad que se sospecha ha realizado Pacific Rim de forma encubierta, ha generado división, confrontación e impunidad en la zona, afirman los pobladores.

Las amenazas de las últimas h

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login