Encarcelados por cazar dentro de Reserva

 Seis bosquimanos del Kalahari, en Botsuana, han sido detenidos y
encarcelados acusados de cazar dentro de la Reserva de Caza del Kalahari
Central.

Está previsto que el tribunal de Molepolole se
pronuncie sobre dichas acusaciones el próximo lunes. El caso gira entorno a dos
incidentes distintos: uno que se produjo a principios de este año y otro en
2007. 

El juez Phumaphi, del Tribunal Supremo de
Botsuana, dictaminó en 2006 que prohibir cazar a los bosquimanos para
alimentarse era “equivalente a condenarles a muerte”. La histórica victoria judicialreconocía
el derecho de los bosquimanos a vivir en su tierra ancestral y condenaba las
repetidas expulsiones de bosquimanos llevadas a cabo por el Gobierno, así como
su prohibición de cazar y la destrucción de su fuente de agua. 

El Gobierno de Botsuana no ha concedido ni una
licencia de caza en la reserva desde 2001, a pesar de que el Tribunal Supremo
dictaminara que la prohibición de la caza era ilegal e inconstitucional. 

Al menos 75 bosquimanos han solicitado licencia. 

Muchos bosquimanos han regresado a su hogar desde
el fallo judicial de 2006, pero muchos aún siguen atrapados en campos de
reasentamiento, a los que se refieren como “campos de la muerte”. El Gobierno
ha ignorado durante mucho tiempo la sentencia del Tribunal Supremo, y sigue negando a los bosquimanos el acceso al agua y
el permiso para cazar.

Fuentes internas a Survival han
manifestado al respecto: “Encarcelar a seis bosquimanos por cazar es un
increíble acto de hipocresía por parte del Gobierno de Botsuana, que aún se
sigue negando a respetar la sentencia del Tribunal Supremo de su propio país,
que determina que se debe permitir a los bosquimanos vivir libremente en su
tierra. Es ilegal que les prohíban cazar para alimentarse.”

Lee esta noticia online: http://www.survival.es/noticias/4808

Miembros del pueblo
indígena de cazadores-recolectores penan han organizado nuevos bloqueos de
caminos para impedir que las empresas madereras destruyan su selva.

Survival International está pidiendo que se reconozcan los derechos
territoriales de este pueblo indígena y que se detenga cualquier proyecto de
desarrollo que se lleve a cabo en su tierra sin su consentimiento.

Decenas de penan armados
con cerbatanas y lanzas han levantado bloqueos a lo largo de los caminos
abiertos por empresas madereras para adentrarse en la selva. Los autores de los
bloqueos piden que finalice la tala en su tierra. 

La policía de Malasia se encuentra junto a los
bloqueos, pero no se han notificado detenciones. 

Un indígena penan expresó a Survival: “Este pedazo
de selva es el único lugar que se nos ha dejado para cazar y encontrar
alimento. Pero es muy pequeño. La noche pasada fui a cazar y regresé sin nada.
Si no podemos salvar este espacio de selva, no tendremos nada que comer.”

Los penan viven en Sarawak, en la parte malasia de la
isla de Borneo. Han estado luchando durante más de veinte años para impedir que
las empresas sigan taland

You must be logged in to post a comment Login