Estrategia hispana de los republicanos: ¿Oponerse a los latinos, ignorarlos y usarlos como chivos expiatorios?

Una serie de
noticias demostraron  que el Partido
Republicano todavía no aprende las lecciones de los comicios de 2006 y 2008.

Primero: Tras su
cuestionable desempeño en las audiencias de confirmación de Sonia Sotomayor
como la primera persona de origen hispano en ocupar un escaño en la Corte
Suprema, seis de los siete republicanos que integran el panel Judicial del
Senado votaron en contra de la nominada. Según el columnista conservador Rubén Navarrette, Sotomayor
tuvo un brillante desempeño en sus audiencias “pero lamentablemente no puede
decirse lo mismo de los siete republicanos del comité que trataron de
cuestionar su credibilidad y terminaron destruyendo las suyas”. Sólo el senador
republicano de Carolina del Sur, Lindsey Graham, se unió a los 12 republicanos del panel
para apoyar a Sotomayor y declaró que con la selección de Sotomayor “Estados
Unidos ha cambiado para bien”. 

Segundo: A pesar
de que el Consejo Nacional de la Raza (NCLR) invitó a varios líderes
republicanos a dirigirse a su conferencia anual en Chicago, ninguno sacó el tiempo para asistir.
Entre tanto, Tim Kaine, presidente del Comité Nacional Demócrata (DNC) y otros
funcionarios de la administración Obama se han dado cita al mayor encuentro de
líderes y activistas latinos del país. En pasados años, líderes republicanos como el
presidente George W. Bushy el senador John McCain han hablado ante
la reunión anual de NCLR, pero su ausencia este año deja mucho que
desear. 

Tercero: Chris
Strohm, del Congress Daily, reporta que varios legisladores republicanos
opuestos a la reforma de salud que proponen los demócratas, están echando mano
una vez más de su chivos expiatorios favoritos: los indocumentados. Esta semana
los congresistas republicanos de Iowa y Texas, Steve King y Lamar Smith, han
declarado que los demócratas quieren proveer cobertura médica a los
indocumentados a costa de los contribuyentes aunque la legislación específica
que no habrá cobertura para los indocumentados, algo que han reiterado el presidente Barack Obama y la presidenta de la
Cámara Baja, Nancy Pelosi. 

Frank Sharry,
director ejecutivo de America’s Voice, declaró que “cuando se trata de atraer
el voto hispano, los republicanos no han aprendido las lecciones de 2006 y 2008”.

“Los republicanos
experimentaron uno de los mayores reveses políticos en la historia electoral reciente y los esfuerzos del
presidente Bush y de su asesor Karl Rove de atraer a los votantes latinos,
sobre todo votantes hispanos inmigrantes, se echaron por tierra desde 2005 por
la revuelta derechista en contra de la reforma migratoria y a favor de
satanizar a las familias trabajadoras inmigrantes. En 2004 los votantes
hispanos que hablan mayormente español apoyaron al aspirante presidencial
demócrata John Kerry sobre George W. Bush por estrecho margen: 52% sobre 48%.
Pero en 2008 Barack Obama se llevó 75% de este voto comparado con sólo 25% que
apoyó a John McCain. ¿Y qué hacen los republicanos? Oponerse a Sotomayor,
ignorar a la principal organización latina del país y distorsionar el debate de
la reforma de salud usando a los inmigrantes como chivos expiatorios. Es hora
de que los republicanos con sentido común, que entienden que enemistar al
sector electoral de mayor crecimiento en el país supone suicidio político,
rescaten a su partido de la derecha radical”, concluyó Sharry.

America‘s Voice — Harnessing the power of American voices
and American values to win common sense immigration reform.

http://www.americasvoiceonline.org

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login