Retroceden índices de aprobación de Obama

Nueva York.- El índice de aprobación del trabajo del presidente Barack Obama retrocedió al nivel que tenía justo antes de las elecciones del 4 de noviembre del año pasado, según una encuesta.

El sondeo de la cadena de televisión NBC y el diario The Wall Street Journal reveló que la tasa de aprobación del trabajo del mandatario cayó a 53 por ciento, que es exactamente la proporción del voto popular que obtuvo en noviembre de 2008.

Entre independientes y republicanos, las cifras son 49 y 16 por ciento, respectivamente, que se acercan a los resultados de las encuestas de salida entre esos grupos realizadas antes de las elecciones presidenciales. El balance entre la percepción favorable y desfavorable es de 55 a 34 por ciento, que es casi idéntico al de la encuesta de NBC/WSJ de mediados de octubre de 2008.

De acuerdo con estos medios, una explicación obvia del retroceso de Obama es el debate en torno a la reforma del sistema de salud, que se ha convertido en una riña abierta entre demócratas y republicanos. De hecho, el 16 por ciento de los republicanos que aprueba el trabajo de Obama representa una caída de cinco puntos porcentuales respecto al sondeo de junio y de nueve puntos respecto al de abril.

El analista Bill McInturff de NBC-WSJ, quien es republicano, dijo que Obama había estado volando por encima de las disputas partidistas, pero que ahora ha tocado tierra. “La pregunta que hice en febrero era: ¿cuándo van a sentirse los efectos de la fuerza de gravedad política? La respuesta está en este sondeo: está ocurriendo ahora”, apuntó.

La encuesta mostró que cuanto más Obama ha hecho campaña en favor de la reforma, tanto peores se han vuelto sus números. Un 52 por ciento dice ahora que el plan del presidente es una mala idea, lo que constituye un incremento de 10 puntos porcentuales desde el mes pasado. Sólo 36 por ciento dice que es una buena idea.

Adicionalmente, 39 por ciento cree que el plan de Obama resultaría en una degradación de la calidad de sus cuidados de salud, un aumento de 15 puntos desde abril. Y apenas 41 por ciento aprueba el trabajo del presidente en lo tocante al sistema del cuidado a la salud, proporción casi idéntica a la de William Clinton en 1994, cuando no logró que el Congreso aprobara una reforma de salud.

Lo que es más, el tema de la salud no es la única prioridad de política interna de Obama que se ha vuelto menos popular. De acuerdo con la encuesta, 43 por ciento cree ahora que el paquete de estímulo económico fue una mala idea, un aumento de 16 puntos desde enero. De hecho, el sondeo revela que la principal preocupación del público respecto a la joven presidencia de Obama es que ha gastado demasiado dinero.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login