El Salvador: Ayutuxtepeque dice no al maíz transgénico

Por Elizabeth Araniva, B.Sc. y Carlos R. Ramírez, Ph.D.

El municipio de Ayutuxtepeque es parte del Área Metropolitana de San Salvador (AMSS). Con únicamente 8.4km2, es lo que podríamos clasificar como un municipio de tamaño manejable. Nuestra primera impresión fue de un Municipio limpio, ordenado y sin mucha basura regada en sus calles.

Tuvimos una reunión en la alcaldía municipal con la Alcaldesa Sra. Blanca Flor Bonilla y algunos de sus concejales, quienes nos explicaron sus diferentes iniciativas de trabajo.

Entre ellas destacaron la participación ciudadana, la promoción de ciclo vías, actividades productivas y temas ambientales incluyendo el deseo de proteger una pequeño bosque nativo en su municipio.

Lo más sobresaliente e innovador es el impulso y determinación de sembrar maíz indígena en el Muicipio resistiendose ante las presiones para el uso de maíz transgénico.

Visitamos un campo de siembra de maíz nativo el cual estaba en una ladera inclinada. El municipio está trabajando con la Red Ciudadana frente a los transgénicos que promueve el uso de semillas naturales.

En El Salvador, la Red Ciudadana frente a los transgénicos ha llevado la voz de alerta sobre el problema del uso de OGM a todos los lugares, realizando ferias de semillas, donde se realizan intercambio y venta de semillas nativas, su “Mercado Comunitario Alternativo” en el parque San José de la Colonia Centro América es una opción para difundir el mensaje y presentar productos saludables a la población.

Cuando les preguntamos a los miembros de la alcaldía por qué estaban interesados en preservar el maíz criollo en el municipio, su respuesta fue categórica: “No conocemos el efecto que los transgénicos pueden tener en el ser humano.”

La Alianza Centro Americana de Protección a la Biodiversidad, trabajando a través de diferentes ONGs en El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Guatemala y Honduras ha realizado desde el 2004, monitoreo de Organismos Genéticamente Modificados (OGM) en las donaciones de ayuda alimentaria y también en semillas de las empresas agro importadoras.

Luego de evidenciar un alto contenido de OGM y transgénicos en estas donaciones de alimentos, la alianza ha reafirmado lo siguiente:

1) Constituye una grave violación a los derechos humanos, en particular los económicos, sociales, culturales y ambientales;

2) Es una seria amenaza para el desarrollo integral de la región;

3) Atenta contra la soberanía y seguridad alimentaria de la región;

3) Vulnera la diversidad biológica de cada país y de la región en su conjunto;

5) En la ayuda alimentaria y los productos importados para consumo humano constituye una violación al derecho a la seguridad personal y un riesgo de vulnerar el derecho a la salud y la vida.

De igual forma, la alianza ha demandado que el Programa Mundial de Alimentos no distribuya semillas, granos o cereales con OGM o transgénicos en sus proyectos, que se monitoreen las donaciones de alimentos y que se monitoreen los efectos en la salud.

Es importante entender que el CAISEEM no está en contra de la biotecnología puesto que en algunos casos beneficia a la población pero cual la incertidumbre es muy alta como en caso de los transgénicos, nos oponemos a su distribución y siembra en El Salvador hasta que haya mas conocimiento sobre los potenciales efectos en el ser humano y en el medio ambiente.

Además, expresamos nuestra preocupación por las posibilidades de perder nuestro maíz criollo, el cual contiene información genética que los hace mejor adaptado nuestra región, por lo tanto necesita menos petroquímicos.

Elizabeth Araniva, B.Sc. y Carlos R. Ramirez, Ph.D. Co-Presidentes del Consejo Científico, Académico y de Investigación de Salvadoreños en el Mundo.
Email this • Email the author • Subscribe to this feed

 

You must be logged in to post a comment Login