Sotomayor no es Inmigrante

Por Elmer Palma*

Mucho se habla hoy en día de la jueza Sonia Sotomayor en medios y ámbitos políticos, su camino hacia la Corte Suprema de Justicia está casi garantizada y los obstáculos parecen estar vencidos. Los líderes hispanos, tradicionales luchadores por los derechos de los inmigrantes, hicieron fiesta y aplaudieron el simple hecho de ser nominada por el presidente Obama.

Con mucha razón, para muchos el hecho histórico fue un temprano pago a una deuda pendiente, más que todo por el enorme apoyo de la comunidad hispana a la campaña electoral que llevo a la actual administración a la Casa Blanca.

Pero no hay que confundirnos, una cosa es que Obama salde la cuenta pendiente con los hispanos y otra es con los inmigrantes.

El sistema migratorio de Estados Unidos está quebrado desde hace mucho tiempo atrás y requiere una inversión política de altas albergadoras.

Con la nominación de Sotomayor cualquiera diría que Obama es Pro inmigrante y por tanto debemos sentirnos agradecidos, y se corre el riesgo incluso de que los activistas que luchan en las altas esferas políticas por los inmigrantes bajen la guardia y aflojen la cuerda de las reivindicaciones genuinas de los más débiles: los inmigrantes .

No hay que olvidar que la Jueza Sotomayor es de origen puertorriqueño y los hispanos de Puerto Rico no son inmigrantes. Son considerados hispanos, pero no inmigrantes. Son dos mundos diferentes.

Y el peligro de esta nominación es que la Casa Blanca puede dar por saldada la cuenta con los inmigrantes una vez Sotomayor sea confirmada para una larga trayectoria casi de por vida en la Suprema Corte.

Tenemos que seguir recordándole al Presidente y al Congreso que la deuda sigue pendiente con los inmigrantes, y es una deuda mas que todo con la moral de este país, ya que los inmigrantes representan una base fundamental de la economía y su fundación fue precisamente por inmigrantes.

Por lo tanto la responsabilidad es casi permanente de parte del gobierno y tal vez de nunca acabar, al menos hasta que no se arregle el fallido sistema.

La cuenta con los inmigrantes sigue pendiente y en mayor escala, ahora mas que nunca los lideres históricos que luchan por los derechos de los inmigrantes deben afilar sus tácticas para exigir la Reforma Migratoria, nunca bajar la guardia solo por que el presidente Obama fue generoso al proponer a una Hispana a la Corte y ni mucho menos por que el Congreso actúo sin mas prejuicios a favor de los hispanos confirmando rápidamente a la Jueza Sotomayor.

Quiérase o no el riesgo existe, la presión puede bajar en ambas trincheras asumiendo que ya nos tienen contentos al permitir que alguien con quien nos identificamos ocupe tan importante puesto dentro el gobierno.

Sotomayor poco o nada podrá influenciar desde la Suprema Corte a favor de los inmigrantes. Si la Reforma no se diese o fracasa, las posibilidades de que llegue a la Corte Suprema son casi nulas. Si muere, morirá en el Congreso y no se hablará más del asunto.

Por lo tanto, es responsabilidad de todos seguir empujando la Reforma Migratoria hasta lograr el equilibrio justo.

Obviamente, la nominación y consecuente Confirmación de Sonia Sotomayor es un hecho histórico y hay que celebrarlo, pero enfocados mas que todo en su capacidad como jueza antes que su procedencia racial para evitar que pongan como ejemplo el caso y nos confundan para luego decirnos que el gobierno apoya a los inmigrantes.

Como hispanos podremos estar agradecidos, pero como inmigrantes aun la deuda sigue pendiente.

Elmer Palma es miembro del Consejo Empresarial con Responsabilidad Social de Salvadoreños en el Mundo.

You must be logged in to post a comment Login