Hispanos los más afectados por el desempleo en California

Los Angeles.- El desempleo en California en 2010 será más complicado para los inmigrantes hispanos pues podría alcanzar el 17.9 por ciento, el nivel de desocupación más alto para esta minoría desde la Gran Depresión de 1929.

De acuerdo con un reporte del Instituto de Política Económica (EPI por sus siglas en inglés), California, el estado con el mayor número de inmigrantes latinos en el país, tiene un horizonte difícil pues en los próximos meses se auguran más recortes.

Según datos del Departamento de Desarrollo del Empleo (EDD), en California los latinos tienen una tasa de desempleo del 12.3 por ciento y los sectores en los que se pronostican más despidos serán el de producción de bienes, servicios y comercio al menudeo.

El estudio del EPI apuntó que California será a mediados de 2010 el estado con el mayor índice de desempleo, seguido por Nevada con 11.8 por ciento, Connecticut con 15 por ciento, Arizona con 13.9 por ciento, Florida con 13.4 por ciento y New Jersey con 13.3 por ciento.

El Departamento de Desarrollo de Empresas de la Corporación de Desarrollo Económico del Condado de Los Angeles (LAEDC, por sus siglas en inglés) estimó que para el próximo año, se espera en términos reales un despido de otros 700 mil empleados para California.

En el estado dorado el desempleo en general alcanzó en junio pasado un nivel de 11.6 por ciento, es decir 66 mil 500 trabajos menos que el mes previo.

Pero el horizonte se ve más complicado aún para los latinos en California porque además enfrentan una serie de recortes en programas y servicios debido al severo déficit presupuestal en el estado que supera los 26 mil millones de dólares.

Para los inmigrantes hispanos indocumentados la situación es aún más complicada debido a que muchos siguen agazapados y en espera de que la situación mejore para volver por lo menos a las condiciones de hace un par de años.

“La mayoría no se ha ido ni se quiere regresar a sus países, porque es evidente que si la cosa está dura aquí, lo estará más allá, así que es un hecho que la mayoría aguantará aquí aunque seguirá recortando gastos y pagando lo menos posible”, dijo el comerciante Gerardo Oliva.

“Aunque todos tienen que pagar renta y otros servicios básicos es evidente que están buscando alternativas como usar menos el auto y más el autobús, dejar de comer fuera y otros hasta han reducido sus comidas diarias”, añadió Oliva.

Felix Rodríguez, quien trabaja en una empresa recolectora de productos reciclables, comentó que hace dos años eran 10 trabajadores, “pero ahora somos cuatro y tenemos que hacer lo mismo, pero además nos están descansando un día a la semana y ahí perdemos ingresos”.

Originario de Guerrero, Rodríguez señaló que en su entorno de amistades no hay nadie que no haya sido afectado ya. “Hay mucha preocupación, por despidos y por perder el pago de horas. Ya tengo seis meses que no mando dinero a mi familia en México”, comemtó.

Junto a este Beatriz Rodríguez, quien es vendedora de Bienes Raíces, explicó que ya tiene dos años que su actividad se ha derrumbado. “Sólo esperamos que para finales de 2010, como se ha pronosticado, la situación mejore”, expresó.

El EPI es una entidad de investigación independiente y no lucrativa que analiza las tendencias económicas en la clase trabajadora y el estudio fue conducido por Algernon Austin, director del programa de etnicidad de la organización no lucrativa.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login