Independencias iberoamericanas resolvieron crisis de identidad de criollos

Quito.- Las independencias hispanoamericanas, cuyos bicentenarios comienzan a celebrarse desde este año, contribuyeron a resolver la crisis de identidad de los criollos de esta parte del mundo, afirmó el experto mexicano Víctor Orozco.

“Los procesos de independencia condujeron a resolver el problema de asumir una identidad”, dijo el investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, en diálogo con Notimex.

Orozco fue parte de la numerosa delegación mexicana al congreso “Las Independencias: un enfoque mundial”, que se realizó en Quito, la semana que termina, con la participación de expertos de 24 países de América, Europa, Asia y Africa.

“Los hispanoamericanos parece que teníamos ansia de un nombre, de identificarnos”, agregó y sostuvo que como en definitiva instancia, los criollos de todas las colonias iberoamericanas no eran españoles, siempre estuvieron preguntándose: “¿entonces, qué somos?”.

Los ibéricos, apuntó, les recordaban siempre que los únicos españoles reales eran ellos y reseñó haber encontrado documentos con diálogos que evidencian que era un insulto decir: “tú eres un perro mestizo o tú eres un perro indígena, yo soy muy español”.

Dijo que ante esas circunstancias muchos de los nacidos en América Hispana eran registrados como españoles, porque era su carta de presentación.

Antes, cuando a alguien le preguntaban su origen lo más que podía decir es que era quiteño, limeño, pero jamás se imaginaba una identidad nacional, manifestó.

Esa situación cambia desde finales del proceso independentista, a partir de 1820, cuando aparecen las identidades nacionales y se da un “auto bautizo” de sus habitantes, que los lleva a llamarse argentinos, brasileños, ecuatorianos, mexicanos, peruanos, etc.

Orozco dijo que así como se vivieron las identidades nacionales, también se vivieron las regionales, y en el caso de México, por ejemplo, comenzaron a bautizarse con gentilicios como chihuahuenses o sonorenses.

Sin embargo, hizo notar que las identidades “llegaron por decreto”, porque en el caso de México, se adoptó el gentilicio de mexicano para todos los habitantes de la antigua Nueva España, porque mexicanos eran solo los que vivían en Ciudad de México.

El investigador mexicano sostuvo que “nunca se puede decir que cuajaron las nacionalidades, pero lo que sí es evidente es que ya no hay marcha atrás y no se les puede quitar el gentilicio ni a los argentinos, mexicanos, guatemaltecos u ecuatorianos”.

Al comentar el criterio de expertos que afirman que la región carece de identidad, Orozco comentó que “a veces, los latinoamericanos nos exigimos mucho y pensamos que la construcción de estas naciones está a medias”.

Sin embargo, hizo notar que crisis de identidad también tienen los estadounidenses al igual que los europeos, porque las identidades “son procesos inacabados. Son caminos en construcción”.

Tras remarcar que los países de la región son ya estados nacionales y “no hay marcha atrás”, dijo que ello “no significa que ya no podamos hacer nada al edificio, porque es un edificio siempre en construcción”.

“Hoy mismo, en diferentes, pero importantes circunstancias y momentos, pero los países latinoamericanos están sufriendo esos procesos de construcción y contradicción y roces, porque es un proceso inacabado”, manifestó.

Al respecto señaló que una de las definiciones que se está desarrollando es la de plurinacionalidad o multiculturalidad, en países como México, Bolivia, Ecuador o Perú, que tienen un alto componente de población indígena.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login