Masiva despedida a patrullero fronterizo asesinado en California

El Centro, California.- Al menos cuatro mil personas, en su mayoría oficiales de diversas corporaciones federales, asistieron el viernes a una ceremonia en memoria del patrullero fronterizo Robert Wimer Rosas, el primero asesinado en una década.

“Haremos todo el esfuerzo para traer a ese cobarde (el asesino de Rosas) ante la justicia”, señaló en un breve discurso el director nacional de la Patrulla Fronteriza, David Aguilar.

“Honramos y rendimos nuestro mayor tributo al agente Rosas y a su familia. Aseguramos a su familia que su sacrificio no será en vano”, indicó Aguilar en el auditorio de la preparatoria Southwest en El Centro, California, el cual fue insuficiente para albergar a los asistentes.

“La comunidad entera de instituciones del orden no descansará hasta traer ante la justicia a los criminales responsables de tomar la vida de este joven patriota”, agregó.

El comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Jayson Ahern, declaró por su parte que “Robert realizó el mayor sacrificio por nuestra libertad y su país, y al hacerlo nos dejó su orgulloso legado”.

El Departamento de Bombreros de El Centro, unos 230 kilómetros al este de San Diego, instaló una bandera estadounidense en lo alto de las escaleras más largas de sus unidades, mientras una guardia de honor de la Patrulla Fronteriza hizo un saludo de 21 salvas.

En la ceremonia, el director nacional de la Patrulla Fronteriza agradeció a la familia del oficial Rosas por el sacrificio del agente, quien pereció la semana pasada en las montañas de San Diego, California.

“En estos momentos todos nosotros todavía tenemos la oscuridad que sentimos hace una semana”, dijo Aguilar al entregar la bandera de Estados Unidos a la viuda del oficial de la Patrulla Fronteriza, Rosalie Rosas.

En un breve discurso, Rosalie Rosas manifestó que recordaba al oficial de buen humor bailando con su hija Alyssa, de 11 meses. Al agente le sobrevive además su hijo de dos años, quien lleva su mismo nombre.

Poco antes de iniciar la ceremonia, la familia y vecinos del agente Rosas proyectaron en el auditorio una serie de fotografías del patrullero asesinado.

Algunas de las principales calles de la ciudad quedaron prácticamente bloqueadas por el gran número de vehículos que se dirigió a la preparatoria Southwest para el homenaje a Rosas.

Tras la ceremonia, que duró un par de horas, una larga fila de vehículos se dirigió a rendir el último adiós al oficial Rosas en el cementerio Evergreen de El Centro.

Sin embargo, esta no fue la única ceremonia en memoria del oficial, ya que los residentes de la cercana ciudad de Imperial realizaron anoche una vigilia e informaron al salir de la preparatoria que esta noche se congregarán para orar por la memoria de Rosas.

Rosas, quien había ingresado a la Patrulla Fronteriza en 2006, fue muerto el pasado 23 de julio cuando seguía a un grupo de personas en las inmediaciones de Campo, California, cerca de la ciudad de Tecate, ubicada en el norteño estado mexicano de Baja California.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ofreció una recompensa inicial de 100 mil dólares por informes que conduzcan a la detención del homicida del agente Rosas.

Posteriormente, la entidad ofreció una segunda recompensa de 10 mil dólares por el arma reglamentaria del patrullero fronterizo, ya que no fue encontrada en la escena del homicidio.

De acuerdo con versiones de prensa, el agente se habría enfrentado a varios atacantes y uno de ellos salió herido.

Autoridades federales en Tecate, México, han detenido a seis sospechosos, uno de ellos identificado como Ernesto Parra Valenzuela, de 36 años, quien es considerado el potencial homicida debido a que se encontraba armado.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login