Perú presenta a ONU informe de política indigenista

Ginebra.- El ministro de Justicia de Perú, Aurelio Pastor Valdivieso, reconoció un atraso de once años para presentar el reporte sobre la situación y protección de los derechos de los pueblos indígenas ante la ONU.

El reporte fue presentado en el marco de la 75 sesión del Comité sobre Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) de Naciones Unidas (ONU), en el Palacio Wilson, sede de la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

En la sesión, que inició este día y concluirá el próximo 28, Pastor reconoció que el informe debió ser presentado en 1998, “tenemos un retraso de más de diez años respecto a este tema y esto nos obliga a hacer un resumen de lo que todo este tiempo el país ha avanzado en materia de lucha contra la discriminación racial”.

El ministro de justicia de Perú comenzó dando una síntesis sobre el avance de la legislación y las políticas adoptadas en favor de los pueblos indígenas, andinos, de la amazonia y afroperuanos.

Pastor destacó que en Perú en los últimos años “ha habido una legislación y una práctica importante de desarrollo en favor de la lucha contra la discriminación racial, que además viene acompañada de políticas de Estado que han permitido focalizar la inversión social en grupos como las comunidades nativas”.

Destacó que más de tres millones de personas en Perú abandonaron la pobreza pues disminuyó del 48 al 36 por ciento.

Se refirió a los lamentables hechos ocurridos el 5 de junio pasado en la región de Bagua, en donde perdieron la vida más de 40 personas debido a los enfrentamientos entre indígenas y la policía.

La ola de violencia se desató a raíz de las protestas contra la adopción de una serie de decretos legislativos que promueven la privatización de los recursos naturales ubicados en territorios indígenas.

En ese momento los indígenas de la región alegaban que esas medidas podrían afectar directamente su hábitat, sus derechos de propiedad sobre las tierras y sus territorios.

Pastor lamentó estos hechos y según él 33 de las víctimas que perdieron la vida eran integrantes de la policía que “prefirieron el diálogo a utilizar las armas”.

Señaló que existen pruebas de que ellos no incitaron a la violencia, “los nativos fueron instigados por extraños, la verdad no se dijo como debió decirse” lo que dio origen a la confusión y a la violencia.

Afirmó que el gobierno tiene en su poder videos que comprueban que varios de los policías asesinados fueron torturados, víctimas de maltratos y de ataques con armas blancas que provocaron su muerte.

Los miembros del CERD hicieron algunas preguntas a la delegación peruana sobre algunos aspectos, como la explotación de recursos naturales en los territorios que corresponden a los indígenas, la propiedad de la tierra, la distribución del agua, el conflicto indígena y las actividades petroleras y la legislación sobre racismo.

Hicieron preguntas respecto al trato desigual a los afroperuanos, la asistencia legal gratuita, el desconocimiento de muchos indígenas sobre la Convención y sus derechos y sobre la solicitud del relator especial sobre los derechos de los indígenas, James Anaya, para investigar los hechos de Bagua.

Debido a que la sesión se extendió, no será sino hasta este martes que el ministro peruano conteste a las preguntas realizadas por los miembros del CERD.

El Comité también analizará los informes presentados por Emiratos Arabes Unidos, China, Grecia, Azerbaiján, Colombia, Chile, Chad, Filipinas y Etiopia.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login