Taira Nono, el novillero japonés que lucha por ser matador en España

TORREMOLINOS, España (AFP) – El novillero Taira Nono está cada vez más cerca de conseguir su sueño de ser el primer matador de toros japonés, después de protagonizar su primera corrida con picadores en la plaza de Torremolinos, Málaga.

“Estoy feliz y muy contento, con muchas ganas de triunfar. Me gusta mucho el mundo taurino y estoy en España para convertirme en el primer matador japonés de la historia”, declaró el domingo a los periodistas el apuesto torero, de 35 años, antes de salir al ruedo en Torremolinos, donde mató dos novillos y cortó una oreja previo trabajo del picador.

Desde que vino a vivir a España desde su Tokio natal, hace 12 años, Nono, que se decidió a cumplir su sueño después de ver un reportaje en la televisión de su país, sólo había participado en corridas sencillas donde no participaban los picadores.

Para ser matador debe “tomar la alternativa”, es decir, matar toros adultos de al menos 4 años y de entre 480 y 600 kilos.

Hasta que llegue ese momento sólo puede enfrentarse a novillos, es decir, animales más jóvenes y de menor peso, de entre 3 y 4 años.

El domingo, unos 300 aficionados aplaudieron a Nono, que iba ataviado con un traje de luces verde y oro, le elogiaron coreando ‘matador’ tras su faena con el capote y pidieron al presidente de la corrida que le premiara con una oreja agitando pañuelos blancos.

“No está mal para ser novillero”, comentó de él el ganadero andaluz Antonio de la Torre desde su asiento a la sombra, que admite que “es un poco raro” ver a un torero japonés, pero que Nono “lo hace bien”.

“Mató al toro de una estocada. Es duro llegar a ser matador, pero ha demostrado una increíble fuerza de voluntad”, añadió.

“Han venido japoneses para animarle. Creo que es difícil convertirse en matador, lleva tiempo”, dijo, por su parte, Chie Ito, una japonesa que vive en la vecina ciudad de Málaga y que vino, como otros compatriotas, sólo para ver a Taira Nono.

Mientras espera poder vivir un día sólo del toreo, de momento Nono, que según los medios ya tiene dos trajes de luces para su alternativa diseñados por él, se gana la vida recogiendo frutas y verduras en la provincia de Huelva, donde reside.

Allí se casó hace dos años y tras el evento, al que acudieron el embajador japonés y el alcalde de la ciudad de Huelva, toreó unos novillos, según el diario El Mundo.

Hasta el momento, unos cuantos chinos y japoneses se han lanzado al toreo, pero ninguno ha tomado la alternativa para llegar a ser matador.

A Taira Nono le han comparado con otro japonés, Atsuhiro Shimoyama, apodado el ‘Niño del Sol Naciente’, que tuvo cierta fama en España. Pero su sueño se truncó en 1995, cuando un toro de 400 kilos le volteó con los cuernos, le hirió en la pierna izquierda y le dejó cojo.

You must be logged in to post a comment Login