“District 9” un filme “sólo para humanos” con extraterrestres segregados

LOS ÁNGELES (AFP) – “Sólo para humanos” fue el lema de la campaña publicitaria de “District 9”, una obra de ciencia ficción que llega al cine producida por el neozelandés Peter Jackson y dirigida por un joven sudafricano que con una sólida historia de alienígenas aborda la segregación.

“De algo de lo que estuve pendiente era asegurarme de no hacer una película que sonara demasiado política y que el público la hallara agotadora”, contó el director Neill Blomkamp, un joven de 29 años de Johannesburgo cuya ópera prima tiene rendida a la crítica estadounidense antes de su estreno el 14 de agosto.

Pero “sabía que quería que se capturara la esencia de Sudáfrica y la esencia de la segregación y el racismo puro frontal, porque fue el ambiente donde crecí”, dijo el cineasta en un encuentro con la prensa en Beverly Hills.

Con 30 millones de dólares, un presupuesto con el cual Hollywood haría un cortometraje, Blomkamp logró realizar una película con buenos efectos especiales y un guión que por una hora y 53 minutos es capaz de atrapar incluso a los desinteresados en la ciencia ficción.

La ignorancia y el miedo que propician el racismo se exponen descarnadamente en una historia ambientada en la miseria del tercer mundo, donde van a dar unos extraterrestres de quienes la raza humana espera armada hasta los dientes un ataque hostil o un gran avance tecnológico.

No ocurre ninguna de las dos cosas: los alienígenas eran refugiados, sobrevivientes de su planeta de origen, y mientras intentan salir adelante en un universo desconocido, los líderes del planeta Tierra discuten sin éxito qué hacer con estas criaturas instaladas temporalmente en el Distrito 9 de Sudáfrica.

“Hay un fino balance entre muchas analogías del apartheid y muchas analogías del gobierno blanco en la opresión y las mayorías negras. Pero estuve pendiente todo el tiempo de enfocarme en que seguía siendo una película de Hollywood”, contó Blomkamp, que desarrolló su cinta a partir del cortometraje “Alive in Jo’burg”, hecho en 2005.

Peter Jackson se interesó en producir el film del artista sudafricano y así el estudio Sony dio dinero y recursos para hacerla: “Fue todo más que soñado, increible todo esto con mi primera película y agradezco la libertad que me dieron”, dijo Blomkamp.

El joven cineasta tiene un nombre como realizador de comerciales en Vancouver, Canadá, donde vive, y en 2008 ganó el premio Lions en Cannes por la realización de la web comercial del videojuego HALO “combat”.

Fue a raíz de ese videojuego que conoció a Jackson, quien contrató a este joven para dirigir la adaptación al cine de un proyecto que terminó abortado.

“Esa película nunca se hizo, pero queríamos trabajar con Neill tanto que cuando nos lanzó ‘District 9’ decidimos que sería divertido convertir su idea en una película”, dijo Jackson citado por el estudio.

Una de las piezas claves en esta película es la actuación del sudafricano Shartlo Copley, que como funcionario de la Multi-National United (MNU) lidera una operación para controlar a los extraterrestres, pero sin preocuparse por su bienestar sino por las ganancias que les podría reportar su armamento en el caso de que pudieran hacerlo funcionar.

“Crecer en Sudáfrica y haber tenido que lidiar con un dolor emocional tan fuerte por todo el pasado (…) definitivamente impactó mi personaje”, dijo el actor que produjo el cortometraje de 2005 de Blomkamp, un amigo desde el liceo en Johannesburgo.

Orgulloso por los cambios históricos que logró su país en 1994 cuando se puso fin a la segregación racial, Copley admitió que hubo un proceso social muy doloroso. Pero “mi generación lo ha tenido más fácil, relativamente hablando, porque nosotros no pasamos los tiempos realmente duros del apartheid”, apuntó.

Con el dolor y la reconciliación de un episodio que marcó a Sudáfrica llega al cine una historia de ciencia ficción con todos los elementos para no discriminar en audiencias.

You must be logged in to post a comment Login