Inician campaña entre hispanos para el Censo 2010

Chicago.- El Fondo México-Americano de Defensa Legal y Educación (Maldef), inició una campaña de concientización en 11 estados del Medio Oeste para asegurar una mayor participación de la comunidad inmigrante hispana en el Censo Nacional del 2010.

Con el apoyo de consulados, organizaciones comunitarias, negocios e iglesias, Maldef tiene como objetivo lograr que el mayor número de cuestionarios de hogares hispanos censados se entreguen antes del 1 de abril, fecha límite señalada para el conteo, explicó Elisa Alfonso.

La directora del proyecto, adscrita a la oficina de Maldef en Chicago, reconoció que existen muchos obstáculos para lograr que los hispanos participen de forma abierta en este proceso, y el principal es la desconfianza entre los inmigrantes a un contacto con representantes del gobierno.

“El objetivo es muy claro y esperamos transmitirlo: que las minorías sean contadas exactamente, y que la comunidad inmigrante hispana no quede marginada de la ayuda económica federal que se define a partir del Censo. Ya marchamos, ya votamos ahora tenemos que ser contados”, enfatizó.

Dijo que la campaña está diseñada en tres etapas, la primera de ellas inició este miércoles y concluirá el primero de octubre, tiempo en el que se educará a la población hispana sobre la importancia de ser contada, distribuyendo información en inglés y español.

“El mensaje para cada inmigrante hispano es que si se quiere un mejor futuro en este país para su familia, y una reforma migratoria, ésta es una manera de buscar ambas cosas, porque los datos que se entreguen servirán para obtener beneficios para este sector de la población”, expresó.

En una segunda etapa se realizarán talleres en los 11 estados, donde se entrenarán voluntarios que recorrerán las comunidades casa por casa invitando a los inmigrantes hispanos a participar en el Censo.

“La campaña tiene sus mejores aliados en las organizaciones comunitarias los negocios y las iglesias, que son conocidas, cuentan con la confianza de la gente y dominan el idioma”, afirmó Alfonso.

Durante el mes de marzo, cuando los hogares recibirán los formularios del Censo, la campaña de Maldef se enfocará en ayudar a las familias a contestarlos y enviarlos de regreso lo más pronto posible.

“Este es el Censo más fácil de la historia porque cuenta con solo diez preguntas y la más personal de ellas es si el encuestado es propietario de la vivienda o renta. La forma es más sencilla y rápida de contestar que una solicitud de crédito”, añadió.

La campaña, que se realiza en los estados de Illinois, Indiana, Michigan, Ohio, Wisconsin, Missouri, Iowa, Minnesota, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Nebraska, no tiene un presupuesto propio, informó Alfonso.

“Por la crisis económica no hay fondos para un esfuerzo así, por eso se está recurriendo al apoyo de oficinas consulares, organizaciones, empresas, iglesias, que participan con su propios recursos. Y una de las mayores aportaciones es la del Consulado Mexicano en Chicago”, agregó.

Las formas del Censo empezarán a llegar a los hogares entre febrero y marzo del próximo año, e incluyen preguntas sobre la raza, edad y sexo de los residentes en Estados Unidos, pero ninguna referente al estado migratorio.

NOTIMEX/

You must be logged in to post a comment Login