El largo camino de Sonia Sotomayor

La juez Sonia Sotomayor, confirmada por el Senado para ocupar un asiento en la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, venció una serie de adversidades desde sus humildes orígenes en El Bronx, Nueva York.

Cuando sea juramentada este sábado por el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, Sotomayor se convertirá en la primera hispana y la tercera mujer en la historia del alto tribunal, compuesto por un total de nueve magistrados.

De padres puertorriqueños, Sotomayor nació el 25 de junio de 1954 en el condado del Bronx, en Nueva York. A los ocho años fue diagnosticada con diabetes y, un año después, falleció su padre, de oficio soldador.

Tanto ella como su hermano menor, Juan Sotomayor, que ahora es médico, fueron criados por su madre, la enfermera Celina Sotomayor, en un complejo de vivienda pública.

A pesar de las adversidades, Sotomayor logró obtener becas para estudiar en las prestigiosas universidades de Princeton -donde se graduó con la mención “summa cum laude”- y de Yale, en la que estudió derecho.

La magistrada, quien es divorciada y no tiene hijos, trabajó como fiscal adjunta procesando crímenes violentos, luego se incorporó a una firma privada de abogados y laboró para corporaciones internacionales que hacían negocios en Estados Unidos.

Entre 1980 y 1992, Sotomayor fue miembro de la junta directiva del Fondo Puertorriqueño para la Defensa Legal y la Educación, denominado actualmente Justicia Latina PRLDEF.

En 1991 fue nominada por el entonces presidente George H.W. Bush como jueza de primera instancia de la Corte Federal de Distrito y en 1998 fue promovida por el mandatario William Clinton como jueza de distrito de la Corte Federal de Apelaciones en Nueva York.

Sotomayor alcanzó la notoriedad en 1995, tras una decisión que puso fin a la huelga de peloteros de las Grandes Ligas de Estados Unidos.

“Este caudal de experiencias, personales y profesionales, me ha ayudado a apreciar la variedad de perspectivas que se presentan en todos los casos que llegan ante mí”, dijo Sotomayor hace dos meses cuando fue nominada por el presidente Barack Obama para la Suprema Corte.

“Me esfuerzo por nunca olvidar las consecuencias de mis decisiones en la vida real, en las personas, empresas y el gobierno”, enfatizó.

Este jueves, nueve senadores republicanos se unieron a 57 demócratas y a dos independientes en su respaldo a Sotomayor, en un voto histórico por 68 votos a favor y 31 en contra.

En la actualidad sólo hay una mujer en la Suprema Corte, Ruth Bader Ginsburg, y un miembro de las minorías, el afroestadounidense Clarence Thomas, del total de nueve magistrados.

Los dos últimos jueces confirmados al máximo tribunal durante el anterior gobierno, encabezado por el presidente George W. Bush, son los anglosajones John Roberts -ahora presidente de la Corte Suprema- y Samuel Alito.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login