Perú rechaza “reacción picona” de Evo Morales

Lima.- El canciller peruano, José Antonio García Belaunde, calificó de “reacción picona” (resentida) la crítica del presidente de Bolivia Evo Morales al gobierno de Perú que convocó a consultas a su embajador en La Paz, Fernando Rojas.

El término “picón”, utilizado en Perú para definir que alguien está resentido o disgustado por algo, fue utilizado por el jefe de la diplomacia para definir el estado de ánimo del mandatario boliviano.

El gobierno de Perú llamó a consultas a su embajador en Bolivia, Fernando Rojas, en señal de protesta y malestar hacia el presidente Evo Morales quien calificó de “genocidio” el conflicto de la región peruana y amazónica de Bagua donde murieron 33 personas.

El enfrentamiento de nativos con las fuerzas del orden, ocurrido el 5 de junio pasado, desató las críticas de Morales contra el gobierno de Perú.

La víspera, Evo Morales dijo que “Bolivia jamás intentó romper relaciones con Perú”, como sí lo intentó, según él, la administración de Alan García que llamó dos veces a consultas a su embajador Fernando Rojas.

“Bolivia, especialmente con los países de Sudamérica, jamás va a romper relaciones, pero Perú intentó romper relaciones”, señaló en La Paz, Evo Morales.

“Se llevaron a su embajador, retornó su embajador. Otra vez lo llamaron, otra vez retorna a Bolivia, parece una chacota (burla).

Nosotros decidimos que no vamos a retirar a nuestro embajador”, comentó en tono irónico el mandatario boliviano.

El ministro de Relaciones Exteriores de Perú explicó este jueves que “el presidente Morales confunde el llamado de (un) embajador con un rompimiento diplomático”.

“Nosotros quisimos demostrar un malestar y creo que la reacción del presidente Morales es fundamentalmente una reacción picona, como dicen en mi pueblo”, expresó el canciller de Perú.

Pero en opinión del presidente Morales “las relaciones con Perú solo van a mejorar cuando el Gobierno revoque el asilo político otorgado en mayo a tres ex ministros bolivianos (acusados de genocidio)”.

Los roces entre los gobiernos de Bolivia y Perú no son nuevos, ya que el año pasado Morales llamó “gordo” y “pro-norteamericano” a su colega Alan García.

La escalada verbal se elevó recientemente luego de que Perú concediera asilo político a tres ex ministros bolivianos, acusados en su país de ser los autores intelectuales de la muerte de 67 personas durante las protestas de octubre del 2003.

Morales dijo que seguirá protestando por el asilo concedido a Jorge Torres, Mirtha Quevedo y Javier Torres, ex ministros del presidente Gonzalo Sánchez de Lozada.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login