Retrasa polvo del Sahara formación de ciclones: experto cubano

La Habana.- El polvo del Sahara ha retardado la formación de huracanes en la actual temporada, que inició en junio último y se extenderá hasta noviembre venidero, afirmó un experto cubano que llamó a desconfiar de la inactividad ciclónica.

El doctor en Ciencias Físicas, Eugenio Mojena, de la Sección de Satélites del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, precisó las consecuencias de ese polvo, que desde Africa se expande por los vientos alisios sobre el Atlántico y la región del Caribe.

En declaraciones al diario Granma, Mojena dijo que más allá de aportar aire seco, por sus características físicas, esas partículas reducen el tamaño de las gotas de lluvia e inhiben la formación de nubes de desarrollo vertical generadoras de precipitaciones.

Según Mojena, ello explica porque la casi totalidad de las ondas tropicales salidas de las costas de Africa hasta el momento se debilitan y pierden su campo nuboso, reduciendo al mínimo la probabilidad de que puedan organizarse y convertirse en un ciclón tropical.

Añadió que en toda el área del Caribe, incluida Cuba, las concentraciones de esa polvareda en la atmósfera han estado inusualmente elevadas desde finales de junio.

El anticiclón del Atlántico y su amplia zona de influencia también ha limitado este año la formación de huracanes, y otro elemento que podría repercutir a largo plazo en un anticipado fin de la temporada es la aparición del evento El Niño.

Según las predicciones, dicho fenómeno caracterizado por un sobrecalentamiento de las aguas del Pacífico Ecuatorial y que alcanza las costas de Sudamérica, llegaría a su máxima intensidad a finales del 2009 y propiciaría vientos desfavorables para el surgimiento de ciclones.

Pero los especialistas alertan que, a pesar de esas situaciones, para nada significan que Cuba no pueda ser amenazada o sufra el impacto de algún huracán, por tanto hay que estar preparados hasta el 30 de noviembre.

Expertos citan como dato curioso que el récord de comienzo más tardío para una temporada la tiene la de 1914, cuando la única tormenta tropical que hubo ese año se formó el 15 de septiembre.

Indicaron que con excepción de la de 2006, entre 1998 y 2008 todas las temporadas registraron una cantidad de ciclones nombrados muy por encima del promedio histórico de diez.

En 2005 se estableció el récord vigente de 28 —con 15 huracanes— para descender a 10 en 2006, y subir a 15 en 2007, y a 16 en 2008.

Siete personas murieron el año pasado a causa de los devastadores huracanes Gustav, Ike y Paloma que afectaron la isla entre agosto y septiembre de 2008, causando pérdidas por 10 mil millones de dólares, uno de los componentes de la actual crisis económica.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login