Supervisará DHS detención de indocumentados

El gobierno de Estados Unidos anunció un ambicioso programa para reformar el sistema de detención de indocumentados y concentrar esa función en un menor número de instalaciones.

Con el cambio, el Departamento de Seguridad Interna (DHS) busca uniformar criterios administrativos y con ello mejorar las condiciones de detención y hacer más eficiente la operación de estos centros.

“El cambio significa un importante paso en nuestros esfuerzos para aplicar las leyes de migración de una forma más eficiente”, dijo John Morton, director de la Oficina Control de Migración y Aduanas del DHS.

En teleconferencia de prensa, Morton explicó que con el cambio se busca también tener un manejo presupuestario más responsable.

Morton anunció que, como parte del programa, el DHS dejará de enviar familias de indocumentados a las instalaciones del centro de detención T. Don Hutton, en Taylor, Texas. Algunas de las familias instaladas allí serán reubicadas en el Centro de Detención Berks, en Pennsylvania.

El centro de detención Hutton fue blanco de críticas de grupos civiles por las condiciones en que son retenidas las familias, e incluso fue motivo de una demanda legal por parte de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

En 2007 un reporte del Servicio Luterano de Inmigrantes y Refugiados y la Comisión de Mujeres para Mujeres y Niños Refugiados denunció severas restricciones y acciones disciplinarias contra las familias retenidas en esas instalaciones.

Ese mismo año la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó al gobierno de Estados Unidos autorización para visitar ese centro, entre otras instalaciones, pero desistió de su propósito debido a las condiciones impuestas.

Bajo el nuevo programa, el DHS asignará administradores federales en cada uno de los 23 mayores centros de detención bajo responsabilidad de la Oficina de Aduanas y Migración pero manejados por empresas privadas.

Morton explicó que el objetivo final del programa será rediseñar el sistema de detención, algo que espera pueda tomar entre tres y cinco años. Como parte de la reforma, la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, creó la Oficina de Política y Planeación de Detenciones, que será encabezada por Dora Schriro.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login