Chávez mantiene congelada relación con Colombia pese a retorno de embajador

CARACAS (AFP) – El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, insistió este sábado, en que mantiene “congeladas” las relaciones con Colombia, debido al acuerdo militar que este país negocia con Estados Unidos, pese a que horas antes había ordenado el retorno del embajador venezolano a Bogotá.

“Insisto, la decisión de congelar las relaciones con el gobierno del (presidente Alvaro) Uribe se mantienen”, dijo Chávez, al recibir a representantes del partido opositor colombiano Polo Democrático Alternativo (PDA, izquierda) en el palacio presidencial en Caracas.

Chávez congeló las relaciones con Colombia la semana pasada, retiró a su embajador de Bogotá, Gustavo Márquez, y anunció una sustitución de millonarias importaciones así como la revisión de acuerdos comerciales.

Pero la noche del viernes, durante una reunión con un grupo de colombianos presididos por la senadora Piedad Córdoba, Chávez anunció sorpresivamente el retorno a Bogotá de Márquez, y descartó planear una “ruptura de relaciones” con Colombia.

Sin embargo, este sábado pudo verse todavía a Gustavo Márquez acompañando a Chávez en este encuentro con los representantes de Polo Democrático Alternativo.

Además, el mandatario reconfirmó que los acuerdos comerciales continúan en revisión y señaló que no caerá en “apresuramientos ni en provocaciones” en el manejo de la coyuntura.

El senador del PDA, Jaime Dussan, presente en el encuentro, señaló que tiene el “interés de que Chávez y Uribe se reencuentren y dialoguen por el bien de las relaciones”.

En el centro de la disputa se encuentra el acuerdo militar que Bogotá negocia con Washington para que éste disponga de un uso controlado de siete bases militares en el país sudamericano.

A esto se suma el reciente anuncio del gobierno colombiano sobre la aprehensión en un campamento de la guerrilla de las FARC de tres lanzacohetes que habrían sido comprados por Caracas a un fabricante sueco en los años 80.

Chávez, quien considera la acusación de las armas como una “sucia maniobra” de Bogotá, opinó este sábado que el anuncio de las bases es una “traición” de Uribe.

“Es una traición a los acuerdos que hemos hecho, traicionar una esperanza de unidad sudamericana”, señaló.

“El imperio quiere convertir a Colombia en el Israel de América Latina y el primer objetivo se llama Venezuela”, señaló más tarde.

Sin embargo, el mandatario venezolano ha aclarado que en ningún caso está pensando dar un paso adelante en esta crisis bilateral y provocar un conflicto con el país vecino.

“Nosotros tenemos que evitar a nuestros hijos, a las generaciones que se levantan, una guerra en Venezuela, en Colombia o entre nosotros. Eso sería lo último. Yo juro, ante el mundo, que haré lo humanamente posible para evitar una confrontación y sé que los colombianos lo harán”, garantizó.

“Somos dos repúblicas en un sólo país, en una sola nación y nadie nos va a dividir. (…) Nuestro destino es la unión, la paz”, agregó.

Durante una reunión con la organización Colombianos por la Paz, que se extendió hasta la madrugada del sábado y en la que estaba la senadora colombiana Piedad Córdoba, Chávez propuso crear “bases de paz” para encontrar salidas al conflicto armado en Colombia.

“¿Por qué no creamos entonces unas bases de paz? Venezuela está a la orden para crear cuántas bases (…) Si allá abren siete, aquí abrimos setenta”, propuso.

“Y empezamos a armar las bases con campamento y todo, no es una cosa utópica, simbólica; invitamos a conferencias e izamos la bandera: es territorio de paz, cosas así”, agregó.

Tras congelar las relaciones con Colombia, el presidente venezolano ordenó la revisión de todos los acuerdos comerciales con Bogotá, un importante socio comercial con el que la balanza de intercambios llegó a 7.000 millones de dólares el año pasado.

La presencia de la petrolera Ecopetrol en la riquísima faja venezolana del Orinoco, la importación de 10.000 vehícu

You must be logged in to post a comment Login