Muerte prematura o éxito mundial, el destino de los artistas de Woodstock

PARÍS (AFP) – Muerte prematura, carrera fenomenal o caída en el olvido son algunos de los diversos destinos que los artistas de Woodstock conocieron, aunque numerosos son los que continúan tocando a 40 años del mítico festival y siguen marcados con los ideales de la época.

Cuatro minutos resumen los tres días de libertad, de música y de rechazo a la guerra de Vietnam que hicieron de Woodstock lo que fue. Fueron los cuatro minutos de deconstrucción del himno estadounidense por Jimi Hendrix, el apogeo de la carrera del guitarrista.

Después de una última actuación en el festival de la isla de Wight (sur de Gran Bretaña), el artista fue encontrado muerto a los 27 años el 18 de septiembre de 1970.

Un mes después fallecía Janis Joplin.

Su deceso, así como los de Brian Jones y Jim Morrison a pocos meses de intervalo, simbolizan el fin de una época marcada por la experimentación de drogas de todo tipo y color.

Pero la mayoría de los artistas que se produjeron en Woodstock continúan, 40 años después, sobre las tablas. Para algunos, el festival -y sobre todo la película y el disco que capturaron el evento- fue un trampolín.

Fue el caso, por ejemplo, del ex fontanero de Sheffield que reinterpretó la canción de The Beatles ‘With a little help from my friends’. Esa interpretación compulsiva hizo de Joe Cocker una estrella. Trase caer en el olvido, volvió a resurgir milagrosamente en la década de los 80 con una serie de éxitos como ‘You can leave your hat on’ o ‘Unchain my heart’.

Woodstock marcó también el comienzo de Carlos Santana y su fusión inédita de jazz, rock y ritmos latinoamericanos. En 1999 alcanzó el éxito con ‘Supernatural’ del que se vendieron 25 millones de ejemplares. El guitarrista, que sacó su 38º álbum en octubre, piensa actualmente en una reconversión. Quiere dejar la música dentro de siete años para convertirse en pastor.

Después de la muerte de Keith Moon, el baterista de The Who, el grupo se separó en 1982, pero los músicos se reunieron periódicamente para dar conciertos y hacer giras. Los únicos dos que aún viven, Roger Daltrey y Pete Townshend, grabaron un nuevo disco, ‘Endless Wire’, en 2006.

Grateful Dead ya era en 1969 un ‘padre’ del ‘acid rock’. Desde entonces siguió batiendo récords de afluencia a sus conciertos en Estados Unidos hasta la muerte del líder de la banda, Jerry Garcia, en 1995.

Otro pionero del rock psicodélico, Jefferson Airplane, se fue desmembrando poco después de Woodstock, pero lo miembros del grupo no cesaron desde entonces de reunirse con ese nombre o sus emanaciones: Jefferson Starship, Starship, KBC…

Siempre presentes en los principales festivales, Crosby, Stills & Nash continuaron sus carreras alternando discos solistas y regresos del grupo, con o sin el episódico Neil Young.

De todos los artistas de Woodstock, Young fue el el que mejor reactualizó su estilo, con constantes regresos al folk, country y rock de garaje e intentando incluso explorar la música electrónica.

En la década de los 90, Neil Young se convirtió en la figura de una nueva generación de músicos (Sonic Youth, Nirvana…) inspirados por su música bruta y sus textos sombríos.

En paralelo, muchos músicos mantuvieron vivos en ellos los ideales hippies. Richie Havens, que había abierto el festival con ‘Freedom’, se implicó en la enseñanza de la ecología a los niños mientras que Joan Baez cantó en favor del sindicato polaco Solidarnosc, Camboya y más recientemente Irán.

En cuanto a Country Joe McDonald, autor del himno de las manifestaciones contra la guerra de Vietnam, su compromiso con los veteranos lo condujo a convertirse en especialista de la enfermera de guerra Florence Nightingale.

You must be logged in to post a comment Login