Aceptan presos indocumentados intento de escape en California

San Diego.- Al menos dos indocumentados mexicanos y un traficante estadounidense aceptaron ante una corte federal en San Diego haber excavado con un tubo un techo de una cárcel para tratar de escapar, informó la fiscal Jaime Parks.

Indicó que los indocumentados Roberto Benítez Urías y José Angel Hernández Herrera y el traficante de drogas Henry Maldonado fueron descubiertos el pasado 20 de junio cuando cavaban un boquete en el dormitorio que compartían en la cárcel del condado Imperial.

Los tres inculpados usaron un tubo de metal para romper el techo de su celda y llegar a un sistema de ventilación de la prisión, cerca de la frontera de California con México, a 220 kilómetros al este de San Diego.

Hernández Herrera aceptó que pasó por el sistema de aire y alcanzó a llegar a la azotea del edificio para estudiar alguna posible oportunidad de fuga.

Los tres habían conseguido cubrir el hueco cavado con papel del mismo color que el techo de la celda y moldeado con agua.

Por ahora, sólo Hernández Herrera ha tenido sentencia por pedirla al declararse culpable.

El magistrado federal James Lorenz lo condenó a dos sentencias simultáneas de 37 meses de cárcel y libertad condicional en Estados Unidos el resto de su vida, aunque el indocumentado será deportado al acabar de purgar la condena.

Tanto Hernández como Benítez Urías enfrentaban 25 años de prisión, hasta 20 como indocumentados deportados reincidentes, vueltos a encontrar en territorio estadounidense, y cinco más por intento de fuga del penal.

Benítez Urías y el traficante de mariguana Maldonado serán sentenciados posteriormente por otros jueces.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login