Desmantelan en California red de secuestradores y asesinos

San Diego.- Autoridades en California presentaron cargos de secuestro, tortura, homicidio e intento de asesinato contra 17 miembros de una célula de secuestradores vinculada al cártel del narcotráfico de los hermanos Arellano Félix.

La procuradora de distrito en San Diego, Bonnie Dumanis, indicó que los integrantes del grupo “Los Palillos” enfrentan cargos formulados por un gran jurado por al menos nueve asesinatos de personas secuestradas en el condado.

Dumanis indicó en rueda de prensa que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) descubrió que la célula de secuestradores y homicidas incluye tanto a mexicanos como a estadounidenses que operaban bajo las órdenes de los hermanos Arellano Félix en Tijuana, México.

Señaló que como resultado de una operación que duró dos años han sido detenidos 10 integrantes de “Los Palillos” y autoridades a ambos lados de la frontera buscan a otros siete implicados, quienes podrían haber huido a territorio mexicano.

Los 10 detenidos serán presentados esta tarde en una corte superior de California. La procuradora dijo que cuenta con 122 testigos que rendirán testimonio durante el proceso.

“Los Palillos” buscaban a empresarios mexicanos y otros residentes de México radicados en el condado de San Diego para secuestrarlos y demandar rescates por su liberación.

Los secuestradores se caracterizaron por vestir uniformes de policía y presentarse armados a secuestrar a las víctimas, generalmente en los domicilios de éstas.

Llevaban a los secuestrados a casas que habían rentado en diversos puntos del condado de San Diego, pero en especial en zonas cercanas a la frontera con México, como las ciudades de Bonita y Chula Vista.

En esos domicilios, dijo Dumanis, torturaban a sus víctimas hasta matarlas. El gran jurado formuló los cargos cuando la policía de San Diego terminó de hacer pruebas de ADN.

Los cuerpos de siete de las víctimas fueron arrojados en Bonita, Chula Vista y San Diego. Dos más que fueron disueltos en ácido, y los restos fueron localizados en una casa de San Diego en mayo de 2007.

Hace dos años la procuraduría informó que investigaba a una banda que aparentemente secuestraba en el condado de San Diego a mexicanos adinerados. La banda al parecer se desprendió del cártel de los Arellano Félix y desde 2007 se trasladó al lado estadounidense de la frontera.

En junio de 2007 “Los Palillos” secuestraron al empresario tijuanense Eduardo González Tostado, quien se habría mudado a Chula Vista para retirarse de la violencia y posibilidad de ser secuestrado en Tijuana.

La familia de González Tostado pagó 200 mil dólares por la liberación del empresario, pero éste no fue liberado y entonces los familiares informaron al FBI, que lo localizó y rescató con un equipo de Armas y Tácticas Especiales (SWAT).

Según los cargos del gran jurado, elaborados con base en informes de la FBI y departamentos de policía, además del alguacil en San Diego, “Los Palillos” se dedicaban tanto al secuestro como al tráfico de metanfetaminas y mariguana.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login