Legalización de inmigrantes beneficiará a la economía

La legalización de unos 8.3 millones de trabajadores indocumentados en Estados Unidos tendría un impacto positivo en la economía de Estados Unidos, concluyó un estudio del Instituto Cato.

Una legalización eliminaría las tarifas de los traficantes de personas y permitiría que los inmigrantes, que serían “trabajadores huéspedes” en lugar de “ilegales”, obtener una mayor productividad en sus centros laborales, señaló.

Al mismo tiempo, “crearía más oportunidades para los estadounidenses en posiciones altamente calificadas”, indicó.

El impacto económico positivo de una legalización que incluya un “impuesto de visa” que se cobraría a los empleadores equivaldría al 1.27 por ciento del Producto Interno Bruto (PBI) o 180 mil millones de dólares.

En contraste, el incremento de medidas punitivas y la reducción de la inmigración poco calificada tendría un “impacto negativo” en el ingreso de los estadounidenses, anotó el informe.

Consideró que los ahorros modestos en el gasto público serían contrarrestados por las pérdidas en la productividad y en las oportunidades laborales para los trabajadores estadounidenses más calificados.

Una política que reduzca en 28.6 por ciento el número de trabajadores inmigrantes menos calificados, reduciría el bienestar familiar en Estados Unidos en 0.5 por ciento u 80 mil millones de dólares, de acuerdo con el reporte.

El Instituto Cato utilizó el modelo del Equilibrio General Aplicado de Estados Unidos (USAGE) para analizar diferentes escenarios que incluyen un mayor control fronterizo, redadas en los centros laborales y varias opciones de legalización, como el programa de trabajadores temporales.

El Congreso, bajo el control de los demócratas, tiene previsto analizar a partir de septiembre los detalles de proyectos de ley para una reforma integral del sistema de inmigración, el cual cuenta con el apoyo del presidente Barack Obama.

Las propuestas incluyen “multas” a los indocumentados así como el pago de impuestos atrasados, que generarían 50 mil millones de dólares al gobierno, que a su vez gastaría 23 mil millones de dólares para una legalización, de acuerdo con un informe divulgado en 2007 por la Oficina de Presupuesto del Congreso.

“Cuando el Congreso y el presidente evalúen las diferentes propuestas ya sea para restringir o legalizar a la inmigración menos calificada, deben considerar que están en juego los intereses económicos”, sostuvo el conservador Instituto Cato.

Afirmó que, en comparación con la aplicación interna de las leyes o los controles fronterizos, “una política de legalización elevaría, con el tiempo, el ingreso de los trabajadores de Estados Unidos y de sus familias”.

Trabaja gobierno de EU por reforma migratoria integral

El gobierno estadounidense trabaja en diferentes aspectos de la reforma migratoria integral, aún cuando el presidente Barack Obama señaló la semana pasada en México que la acción legislativa tendrá lugar hasta 2010, indicó la Casa Blanca.

“Creo que el presidente (Obama) discutió en México una agenda legislativa formal, aunque entendiendo que eso no significa que el trabajo no continúe”, aseguró Robert Gibbs, portavoz presidencial en su habitual conferencia de prensa.

Gibbs puso como ejemplo el trabajo de la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano en diferentes aspectos con objeto de lograr la reestructura de las políticas migratorias e indicó que la preparación continuará en estos meses.

“Ella continuará haciendo eso, se entrevistará con las diferentes partes interesadas, y discutirá a lo largo de las diferentes comunidades fronterizas los retos y oportunidades de lo que se tiene que hacer para posibilitar una reforma migratoria integral”, añadió.

A pregunta expresa, Gibbs aseguró que los distintos grupos migratorios serían convocados también para ayudar a darle forma al nuevo sistema de inmigración.

Mayoría de estadounidenses descarta reforma migratoria para 2010

Dallas.- La mayoría de los es

You must be logged in to post a comment Login