Carta al presidente de Estados Unidos, Barack H. Obama

Estimado señor presidente:

Deseo extenderle un respetuoso saludo a usted como nuestro nuevo presidente y líder de nuestra gran nación los Estados Unidos de América.

Como ciudadano estadounidense y de origen hispano he decidido escribirle esta humilde carta, igualmente firmada por miles de ciudadanos que se une a esta causa para interceder y suplicarle dentro de su visión y misión de esperanza en este nuevo gobierno llamado desde su campaña: “de cambio” para que incluya en el una sería reforma migratoria en el actual sistema.

Hemos sido testigos directos de la crueldad, la tristeza, lo inhumano como la inmigración ha afectado a millones de familias que viven desde hace muchos años en el país más orgulloso de la libertad. Miles de niños y jóvenes nacidos en los Estados Unidos han sido separados violentamente de sus padres en sus propios hogares o lugar de trabajo a consecuencia de las redadas y las deportaciones.

A raíz de esa dolorosa situación nuestra gente hispana no solo esta pagando las consecuencias severas de la economía, sino las faltas de oportunidades a una mejor vida, la mayoría de ellos se sienten rechazados y discriminados.

Los brazaletes electrónicos que se les colocan en los pies a las madres esperando sentencias de deportación son una vergüenza pues ante los ojos de la humanidad se han convertido en las nuevas cadenas de la esclavitud que tiene que llevar nuestra gente. Por varios años, Señor Presidente, nuestras marchas multitudinarias a favor de una reforma migratoria a través de la nación han sido ignoradas en la pasada administración.

Al frente del capitolio estuvimos varios líderes orando y clamando por justicia y libertad en compañía del Senador Edward M. Kennedy, Congresistas Luis Gutiérrez, James Moran entre otros.

Espero y reconozco que su agenda esta bastante ocupada con el tema de la economía como prioridad. Pero de nuevo le suplicamos darle importancia al tema migratorio es hora de dar orden sin miedo a parar las redadas, a que los inmigrantes puedan arreglar su situación migratoria que los que están protegidos por el T.P.S no continúen cada año en el limbo migratorio y que ya es justo se les conceda la residencia temporal donde cada 3 años se pueda renovar hasta llegar por el buen desempeño de los ciudadanos a una residencia fija.

No desconocemos que la seguridad nacional y la seguridad de las fronteras es importante para protegernos del terrorismo. Pero hay que darles una solución inmediata a los que desde hace años se encuentran dentro de territorio norteamericano.

Que Dios todo poderoso continúe llenándolo de bendiciones y sabiduría para sacar adelante nuestra gran nación.

Sinceramente,

Rev. José Eugenio Hoyos
Director del Apostolado Hispano
Diócesis de Arlington

You must be logged in to post a comment Login