Colombia cierra negociación militar

BOGOTA (AFP) – Colombia anunció el cierre de la negociación con Estados Unidos de un convenio militar rechazado por los presidentes de Ecuador y Venezuela, a los que el mandatario colombiano Álvaro Uribe lanzó un llamado conciliador para recomponer las relaciones.

El “acuerdo reafirma el compromiso de las partes en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo”, señaló la Cancillería en un comunicado la noche del viernes, tras informar “el cierre de las negociaciones”, y explicar que el texto pasará a revisión técnica para su firma.

El acuerdo, al que se oponen los mandatarios Hugo Chávez de Venezuela y Rafael Correa de Ecuador, contempla la utilización por Estados Unidos de varias instalaciones militares colombianas para ejecutar desde allí las operaciones antinarcóticos que efectuó, hasta hace un mes, desde la base de Manta (Ecuador).

Entre otros temas, el convenio implica la utilización de siete bases aéreas -y algunas navales- durante un período de 10 años, lo que para Chávez significa “vientos de guerra” en la región.

Poco antes de que la Cancillería colombiana confirmara la conclusión de las negociaciones del acuerdo, Uribe expresó su interés en recomponer las relaciones con Ecuador y Venezuela.

“La derrota nuestra de los terroristas es un seguro de nuestros vecinos. Ellos son nuestros hermanos, nuestros vecinos, por eso queremos decirles que deseamos recomponer con ellos estas relaciones”, dijo el mandatario en una reunión con industriales y empresarios en la ciudad de Medellín (400 km al noroeste de Bogotá).

Uribe también reiteró su solicitud de perdón al gobierno de Correa por la incursión de militares colombianos a un campamento de la guerrilla de las FARC en Ecuador, el 1 de marzo de 2008, durante la cual murió el número dos de esa organización, alias ‘Raúl Reyes’, así como otras 24 personas, entre ellas un ecuatoriano y cuatro mexicanos.

El ataque llevó a Quito a romper relaciones diplomáticas con Bogotá, situación que se mantiene hasta el momento.

Este sábado Correa acogió la solicitud de perdón del mandatario colombiano. “El presidente Uribe ha pedido nuevamente perdón, lo aceptamos”, dijo el Jefe de Estado ecuatoriano en una intervención pública.

Pero condicionó retomar un diálogo bilateral al cumplimiento de varias exigencias, entre otras que Uribe deje de vincular a su gobierno con las FARC.

“Paren todo eso y nos sentamos a dialogar. Yo nunca podré darle un abrazo fraternal a quien bombardeó mi patria, pero como caballero sí podré estrechar la mano al representante de un país hermano y de un pueblo hermano”, sostuvo Correa.

“Nos han pedido nuevamente disculpas, las aceptamos de corazón, pongámonos a trabajar juntos para construir la paz, para recobrar las relaciones fraternas que ha habido siempre entre Colombia y Ecuador”, declaró el presidente.

No obstante, estimó que el acuerdo “afecta a toda la región”, y dijo que “ojalá Colombia no deba pedirle perdón a Sudamérica” por ese convenio.

Uribe rehusó asistir a la cumbre de mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) el pasado lunes en Quito, y en su lugar realizó una gira relámpago por siete países de la región para explicar los detalles del acuerdo militar con Estados Unidos.

El mandatario colombiano confirmó esta semana que asistirá a una cumbre prevista para el 28 de agosto en Bariloche (Argentina), en donde los presidentes de Unasur analizarán el convenio militar con Estados Unidos.

Sin embargo, el gobierno fue enfático en señalar que su presencia en esa reunión “no implica condición para el acuerdo entre Colombia y Estados Unidos a fin de enfrentar con más éxito el narcotráfico y el terrorismo”.

You must be logged in to post a comment Login