Bajo lupa vacaciones de la familia Obama en Martha’s Vineyard

Por José López Zamorano.

Las primeras vacaciones veraniegas de la familia Obama desde que se convirtieron en inquilinos de la Casa Blanca, que inician la próxima semana en la exclusiva isla de Martha’s Vineyard, se han vuelto el centro de un escrutinio nacional inédito. 

 Aunque los Obama inician su semana de vacaciones el 23 de agosto, su decisión de viajar a la isla del estado de Massachusetts acaparó la atención de los medios y azuzo la polémica en los blogs de internet, no sólo por su costo sino por el simbolismo de la selección del sitio.

Martha’s Vineyard es una isla de unos 150 kilómetros cuadrados que ha sido por años un zona de descanso favorita de los millonarios. Su popularidad –y plusvalía inmobiliaria— creció en los 90’s al ser escogida como uno de los sitios favoritos de descanso de Bill Clinton. 

 Aún se recuerda la famosa cena entre Clinton, Carlos Fuentes y Gabriel García Márquez en la casa del novelista William Tyron, en la noche del 29 de agosto de 1994. Y es que Clinton usó siempre sus vacaciones para departir con amigos y, de paso, mantenerse en la atención de los medios.

Obama, su esposa Michelle y sus hijas Malia y Sasha no tiene planeadas visitas de personalidades de alto nivel, ni eventos nocturnos de recaudación de fondos para los demócratas, que era otro de los pasatiempos de Clinton en la isla. Su idea es pasar tiempo de calidad con la familia. 

 Pero su selección de la granja de 12 hectáreas Blue Heron, del millonario republicano William Van Devender, una propiedad que típicamente se renta entre 35 mil y 50 mil dólares semanales según medios locales, levantó más de una ceja entre el público estadounidense. The Vineyard Gazzette, el diario de la isla de 15 mil habitantes, documentó que la propiedad fue comprada por 20 millones de dólares en 2005.

Aunque aún no se sabe cual será la factura final de las vacaciones de los Obama, algunos medios estiman que podría ser de unos 25 mil dólares por una semana, divididos entre los Obama, la Casa Blanca y el Servicio Secreto. “Los trabajadores estadounidenses están sufriendo y ¿así es como el presidente se gasta nuestro dinero?”, se preguntó un cibernauta en el blog del diario Chicago Sun Times.

“¿ Donde esperas que pernocte el presidente, en un jacal?”, respondió otro. Obama esta consciente de la controversia, que surge en momentos que su administración ha reiterado la necesidad de los sacrificios en tanto Estados Unidos no emerja plenamente del periodo de recesión económica. El presidente se vio obligado a salir al paso de la polémica.

“Que si creo que el publico estadounidense piensa que por la penurias no debo pasar tiempo de calidad con mi familia. No creo que así piense el publico estadounidense”, señaló en una entrevista con la cadena CBS. Pero es evidente que a la Casa Blanca le importa cuidar la imagen del presidente para evitar la impresión de que está desconectado del estadounidense promedio.

Aunque Obama ha jugado golf en 13 ocasiones, la prensa no ha sido invitada a fotografiar sus escapadas. No es la primera vez que Obama viaja a la isla. Realizó varios eventos de recaudación de fondos en la campaña presidencial. 

The Washington Post reportó que dos de sus colaboradores Valerie Jarrett y Henry Louis Gates Jr poseen casas en la isla. Pero su decisión de viajar a la elitista zona como presidente, en medio de la crisis económica, elevó la atención nacional a las vacaciones presidenciales.

En algunos blogs se preguntaron si hubiera sido mejor viajar gratis a Campo David, la zona oficial de descanso de los presidentes. Y es que la polémica surge en momentos que Obama realiza una campaña para apuntalar el apoyo a la reforma de salud con vistas a dar acceso a 47 millones de estadounidenses sin seguro médico. 

En contraste, los residentes y negociantes de Martha’s Vineyard están de plácemes por la visita porque ello redundará en más gastos de turistas, curiosos, colaboradores de la Casa Blanca y per

You must be logged in to post a comment Login