Urge Iglesia Católica debate sobre reforma migratoria

Dallas.- La Iglesia Católica de Estados Unidos busca acelerar el inicio del debate en pro de una reforma a las leyes de inmigración.

También desea influir en dicho debate con propuestas concretas, incluida una que busca soluciones de raíz a los problemas que provocan la migración.

“Ha estado claro por años que el sistema de inmigración de Estados Unidos requiere reparación y que una reforma migratoria no debe posponerse”, aseguró el cardenal Frances George, arzobispo de Chicago.

En su calidad de presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, George urgió esta semana al presidente Barack Obama y a los líderes en el Congreso a reunirse lo más pronto posible para delinear una reforma integral de inmigración.

George retomó la urgencia de la reforma migratoria, luego de que el presidente Obama dejó entrever hace dos semanas que este asunto podría comenzar a debatirse a principios del próximo año.

“Ahora es el momento de atender este asunto de presión humanitaria que afecta a tantas vidas y erosiona la dignidad básica humana”, señaló George, al solicitar a los representantes políticos el trabajar juntos para aprobar una reforma migratoria antes de que concluya el año.

“Como un asunto moral, debemos resolver el estatus de aquellos que están aquí sin documentación apropiada, de forma que puedan contribuir cabalmente con sus talentos a la economía de nuestra nación y al bienestar social y espiritual”, indicó.

“Sólo a través de una reforma integral podemos restaurar la vigencia de la ley en nuestro sistema de inmigración”, señaló George en su misiva.

La Conferencia de Obispos Católicos mantiene su presión a favor de una reforma migratoria, aun cuando el tema central ahora es la reforma al sistema de salud en Estados Unidos, donde la Iglesia busca evitar que se destinen recursos públicos para financiar prácticas como el aborto.

En junio pasado, en su reunión semestral realizada en San Antonio, Texas, los obispos estadounidenses recomendaron cinco puntos específicos que deberían ser incluidos en una reforma migratoria integral.

Los obispos recomendaron un amplio programa de legalización, que provea oportunidades de residencia permanente a los indocumentados que ya se encuentran en el país.

Plantearon también la necesidad de establecer un programa de trabajadores huéspedes, que incluya un camino a la residencia permanente, que permita la unificación familiar, el cambio de empleo al trabajador, ofrezca protecciones laborales y salarios y beneficios dignos.

Los obispos apuntaron que la reforma migratoria debe contener previsiones que permitan la reunificación familiar, que permita la estancia en el país a los familiares inmediatos de residentes permanentes legales.

Solicitaron también que la reforma atienda las causas que provocan la migración, como la falta de desarrollo en los países donde se origina este fenómeno y se busquen soluciones de largo plazo.

Los religiosos pidieron además la inclusión en la reforma de las iniciativas “DREAM Act” y “AgJobs”.

La primera propone la legalización a los estudiantes indocumentados que llegaron al país cuando eran pequeños de la mano de sus padres, para que puedan ser elegibles a colegiaturas baratas y tener acceso a las universidades públicas.

La iniciativa AgJobs está orientada a la legalizar a los trabajadores agrícolas en el país.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login