Esperan activistas “liderazgo” de Napolitano en reforma migratoria

Activistas expresaron su deseo de que la secretaria de Seguridad Interna de Estados Unidos, Janet Napolitano, muestre “liderazgo” para impulsar una reforma migratoria integral que regularice a unos 12 millones de indocumentados.

Napolitano se reunirá el jueves en la Casa Blanca con 130 representantes de diversos grupos que buscan una reforma migratoria integral.

El director del Foro Nacional de Inmigración, Ali Noorani, dijo que la situación actual es “insostenible” por la separación de las familias, las muertes en los centros de detención y la falta de medidas para que los indocumentados vivan y trabajen legalmente en el país.

Napolitano “necesita operar en un sistema bien establecido que controle la inmigración y asegure la frontera, lo cual sólo se puede lograr por medio de una reforma migratoria integral”, sostuvo.

Agregó que la secretaria fue designada por el presidente Barack Obama para que dirija esfuerzos hacia un cambio de las leyes de inmigración, y que por esa razón “es necesario su liderazgo para lograr el apoyo público y legislativo” a fin de alcanzar esa meta.

La “conversación” con Napolitano se realizará en un contexto de creciente preocupación por el énfasis de la secretaria “en controversiales tácticas de aplicación de la ley heredadas del anterior gobierno de George W. Bush”, indicó en un comunicado la organización America’s Voice.

“También preocupa el hecho de que el presidente Obama ha dicho que no será sino hasta 2010 que el Congreso discuta la reforma”, señaló.

Un informe del Instituto Cato divulgado la semana pasada indicó que la regularización de unos 8.3 millones de trabajadores indocumentados tendría un impacto positivo en la economía del país.

Una legalización eliminaría las tarifas de los traficantes de personas y permitiría a los inmigrantes, que serían “trabajadores huéspedes” en lugar de “ilegales”, lograr una mayor productividad en sus centros laborales, señaló.

El impacto económico positivo de una legalización que incluya un “impuesto de visa” que se cobraría a los empleadores equivaldría a 1.27 por ciento del Producto Interno Bruto, o 180 mil millones de dólares.

En contraste, el incremento de medidas punitivas y la reducción de la inmigración poco calificada tendría un “impacto negativo” en el ingreso de los estadunidenses, de acuerdo con el informe.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login