Contrató CIA a mercenarios para asesinar a líderes de Al-Qaeda

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos contrató a la firma privada de seguridad Blackwater en 2004 para asesinar a líderes de la red extremista Al-Qaeda, informó hoy la prensa estadunidense.

El programa secreto de la CIA fue lanzado en 2001, pero en 2004 la agencia lo reanudó luego de una breve interrupción con contratistas externos, revelaron dos ex funcionarios de inteligencia a la prensa local.

A Blackwater, investigada por sus operaciones en Irak, se le otorgó millones de dólares en armas y entrenamiento, pero el programa se canceló sin que se realizara ninguna misión, según los diarios The Washington Post y The New York Times.

Los ex funcionarios indicaron que Blackwater, que ahora cambió su nombre a Xe Services LLC, recibió el contrato por sus lazos cercanos con la CIA y por su trayectoria en operaciones encubiertas en el exterior.

Ex altos funcionarios de la CIA trabajaron para Blackwater, como J. Cofer Black, quien se unió a la compañía a principios de 2005 tres meses después de retirarse del gobierno.

Blackwater fue investigada por acusaciones de uso excesivo de fuerza por parte de sus guardias armados, que incluyó un incidente en 2007 que costó la vida de 17 civiles en Bagdad, la capital iraquí.

El actual director de la CIA, Leon Panetta, convocó a una reunión de emergencia en junio pasado para informar al Congreso sobre el programa, el cual ya lo había cancelado.

Panetta señaló que el programa se mantuvo en secreto, en parte, porque el entonces vicepresidente Richard Cheney instruyó a la CIA que no revelara el programa a los legisladores.

El diario The New York Times, que fue el primero en informar sobre el programa en su página electrónica, indicó que no hay contratos formales con Blackwater, ya que por lo general se hacían de manera verbal.

Agregó que la CIA tenía acuerdos individuales con altos funcionarios de la firma, incluyendo a su fundador Erik Prince, ex miembro de las fuerzas especiales Navy Seals y heredero de una fortuna familiar.

El periódico señaló que, sin embargo, no queda claro si Blackwater cometería los asesinatos o sólo supervisaría y entrenaría a quienes los ejecutarían.

Defienden funcionarios de Bush contratación de mercenarios

Ex funcionarios de la administración del ex presidente George W. Bush defendieron la contratación de firmas privadas luego que la prensa reportó que la compañía de seguridad Blackwater fue empleada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para asesinar a líderes de la red Al-Qaeda.

El ex director de la CIA, Michael Hayden, señaló que bajo los lineamientos de la Oficina de Presupuesto (OMB), dependiente del Ejecutivo, las agencias pueden contratar firmas privadas para actividades de inteligencia, análisis y recolección de información.

En una panel para discutir la “privatización del trabajo de inteligencia estadounidense”, Hayden se negó a comentar detalle específicos del artículo publicado este jueves por el diario The New York Times pero desestimó las preocupaciones por la legalidad de las contrataciones.

El actual director de la CIA, Leon Panetta, convocó a una reunión de emergencia en junio pasado para informar al Congreso sobre el programa, el cual ya lo había cancelado.

Panetta señaló que el programa se mantuvo en secreto, en parte, porque el entonces vicepresidente Richard Cheney instruyó a la CIA que no revelara el programa a los legisladores.

Hayden atribuyó este día el llamado urgente de Panetta a “la sensibilidad política” del programa pero declinó entrar en detalles argumentando que era todavía un esfuerzo “clasificado”.

El periódico señaló sin embargo, que no queda claro si Blackwater cometería los asesinatos o sólo supervisaría y entrenaría a quienes los ejecutarían.

Hayden dijo al respecto que funciones como “planeación, entrenamiento y vigilancia” pudieron haber sido utilizadas bajo la definición de “análisis de inteligencia y recolección de información”.

A pregunta expresa de si se sent

You must be logged in to post a comment Login