Activistas quieren reforma migratoria este año

Grupos empresariales, religiosos, sindicales y defensores de los inmigrantes aseguraron que continuarán presionando al Congreso y a la Casa Blanca para que apoyen lo que consideran una “urgente” reforma migratoria integral.

En teleconferencia, el director del Foro Nacional de Inmigración, Ali Noorani, dijo que el movimiento pro-inmigrante cuenta ya con el apoyo de más de 600 organizaciones en Estados Unidos que realizan eventos “para impulsar este año” un cambio a las leyes de inmigración.

Señaló que la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, informó el jueves a unos 130 activistas en la Casa Blanca que continuará la aplicación de la ley contra la inmigración ilegal, pero existirá un “rendimiento de cuentas”.

El presidente de America’s Voice, Frank Sharry, lamentó por su parte que el gobierno del presidente Barack Obama siga con las redadas, el sistema de verificación electrónica de empleo y la cooperación de la policía local con agentes de inmigración bajo el programa 287g.

El alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio, “continúa con su reino de terror en Arizona”, denunció en la teleconferencia el activista, en alusión al controvertido jefe de la policía que emplea el programa 287g contra los indocumentados.

“Este no fue el cambio que particularmente esperaba la comunidad inmigrante” cuando votó por Obama el año pasado, anotó el director de America’s Voice, al referirse a la continuación de las “tácticas” del anterior presidente George W. Bush contra la inmigración ilegal.

Obama, quien asistió brevemente a la reunión con Napolitano, tuvo anteriormente un encuentro similar para abordar una reforma al complejo sistema migratorio, pero con legisladores demócratas y republicanos.

El presidente del Sindicato de Trabajadores Agrícolas (UFW), Arturo Rodríguez, manifestó que la regularización de la situación migratoria de muchos indocumentados es “urgente y crítica”, sobre todo porque una gran cantidad de ellos realiza labores agrícolas.

La directora del Consorcio Coreano-Estadounidense de Servicios y Educación (NAKASEC), EunSook Lee, destacó la necesidad de dialogar con altos funcionarios de la Casa Blanca porque las redadas están separando familias y muchos jóvenes inmigrantes prometedores están siendo deportados.

Señaló que los activistas han buscado una reforma migratoria por años y que esperan resultados, pero reconoció que el gobierno de Obama “heredó” ocho años de la administración Bush, en los que se agravaron los problemas de la inmigración.

Los defensores de los inmigrantes enfatizaron la necesidad de buscar un proyecto específico para una reforma migratoria integral tomando en cuenta propuestas como la “Dream Act” para legalizar a jóvenes inmigrantes y la “AgJobs” que beneficiaría a trabajadores agrícolas.

También indicaron que es necesario definir más detalles, como las diferencias entre empresarios y sindicatos sobre un programa de trabajadores temporales, durante el debate que esperan iniciar en septiembre próximo tras el receso de verano del Congreso.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login