Dejaron morir a más de 70 indocumentados en el canal de Sicilia

Roma.- Organizaciones humanitarias y el episcopado italiano denunciaron la falta de ayuda a una lancha cargada de indocumentados en la que habrían muerto 73 personas en el canal de Sicilia, aunque autoridades locales dudan sobre la veracidad de la versión.

La víspera cinco indocumentados de nacionalidad eritrea fueron rescatados por agentes de la Guardia de Finanzas, la policía italiana hacendaria y de fronteras, a unas 12 millas de la isla de Lampedusa.

Los ilegales dijeron que en la lancha viajaban 78 personas y que 73 de ellas murieron durante la larga travesía, iniciada el pasado 28 de julio en un puerto de Libia.

Según portavoces de la organización humanitaria “Save the children”, que entrevistaron a los supervivientes, la lancha fue dejada a la deriva pese a que al menos 10 grandes embarcaciones la vieron en dificultades.

Los indocumentados dijeron a “Save the children” que los alimentos, el agua y la gasolina se acabaron a una semana de haber partido y que las personas que comenzaron a morir eran lanzadas al agua.

La organización indicó que las autoridades de Malta confirmaron el rescate de siete cadáveres en la zona.

Laura Boldrini, portavoz en Italia del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), confirmó que durante la travesía los ilegales se cruzaron con varias embarcaciones a las que pidieron ayuda, pero que sólo una les dio un poco de agua y pan.

“Es muy alarmante que por 20 días no hayan sido socorridos”, señaló en relación a la zona del canal de Sicilia, altamente patrullada.

El diario Avvenire, de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), fue más duro y comparó la suerte de los ilegales en lanchas que atraviesan el mar con la de los judíos que fueron llevados en trenes de carga a los campos de exterminio durante el nazismo.

“Occidente tiene los ojos cerrados y no ha querido ver a los eritreos dispersos en el mar, como durante el nazismo nadie veía a los convoyes llenos de judíos”, dijo el cotidiano en un editorial.

“Ninguna política de control de la inmigración permite dejar abandonada a su destino a una embarcación llena de náufragos”, añadió.

Pero el ministro del Interior, Roberto Maroni, declaró que el caso “presenta aspectos que deben ser aclarados pues la versión dada por los supervivientes contrasta con algunos elementos que están surgiendo”.

Maroni encargó una indagación a la prefectura de la ciudad siciliana de Agrigento.

En tanto, este viernes proseguían los desembarcos de ilegales pese a que las autoridades italianas han endurecido la ley en la materia.

Esta mañana una lancha con 45 indocumentados fue interceptada por la capitanería del puerto de Lampedusa a una milla de distancia de la isla, donde la víspera otros cinco ilegales de nacionalidad tunecina desembarcaron y fueron detenidos por agentes del cuerpo de carabineros.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login