Evidencia acuerdo Bogotá-Washington escalada en conflicto colombiano

Quito.- El acuerdo entre Bogotá y Washington para la instalación de tropas estadounidenses en Colombia muestra una escalada en el conflicto interno del país vecino, opinó el ex presidente de la Constituyente de Ecuador, Alberto Acosta.

“Estamos viendo (la escalada), estamos oyendo que ahora sí será no sólo una sino siete bases (militares colombianas) que se utilizarán (por parte de tropas estadounidenses) para combatir a las FARC”, manifestó Acosta en diálogo con Notimex.

El acuerdo, anunciado de manera oficial la semana que termina en Washington por el canciller colombiano Jaime Bermúdez y la secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton, ha sido rechazado por Venezuela, Ecuador y Bolivia.

Otros países sudamericanos también expresaron preocupación por ese hecho, aunque con menor fuerza que aquellos tres, lo que motivó la convocatoria a una Cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) el próximo viernes, en Bariloche, Argentina.

Acosta dijo que el acuerdo para el ingreso de tropas estadounidenses a Colombia “es una demostración muy clara de que los norteamericanos van entrando, poco a poco, abiertamente, en una guerra en la que participan desde tiempo atrás”.

“No es nuevo, es un reconocimiento de algo que ya sucedía antes: Estados Unidos está interviniendo en el conflicto interno de Colombia”, enfatizó.

Afirmó que este “es otro frente de lucha abiertamente reconocido del gobierno de Estados Unidos, lamentablemente, del señor (Barack) Obama, de quien habríamos esperado una posición pacifista, que busque restablecer los vínculos de confianza entre los pueblos”.

Acosta también se refirió a la declaración de Washington y Bogotá en el sentido de que las tropas de Estados Unidos combatirán a las FARC.

Eso es “algo que lo habían disimulado anteriormente; ahora sí ya lo han dicho abiertamente, (serán) un combatiente más en la guerra interna de Colombia son los Estados Unidos”, aseguró.

Al respecto recordó que cuando las tropas estadounidenses estuvieron en la base ecuatoriana de Manta, se dijo que “supuestamente sólo (era) para el control del narcotráfico”.

Pero “sabemos que esa base sirvió también para controlar” la salida de emigrantes ecuatorianos a Estados Unidos y que en esa misión destruyeron decenas de buques ecuatorianos, sin que se sepa “qué otras cosas más habrá en eso”, agregó.

Además, “todos sospechamos o tenemos varias evidencias de que esa base sirvió para la guerra interna de Colombia”, aseveró el también catedrático de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

“La presencia de bases norteamericanas, que ya no son sólo para interdicción de narcotráfico sino para entrar en una guerra interna, es un asunto de mucho cuidado, no sólo para el país hermano de Colombia sino para todos los vecinos”, remarcó.

El también ex ministro del gabinete del presidente Rafael Correa, afirmó que, en consecuencia, “todos los países (de la región) deberían estar preocupados”.

Apoyó que los gobernantes de Unasur pregunten al presidente de Colombia, Alvaro Uribe, las razones de tener tropas estadounidenses en su país y que lo presionen a que pública y oficialmente se comprometa a no extender la guerra más allá de sus fronteras.

“La misma petición hay que hacerle Estados Unidos y si no se cumple, los países de la región en su conjunto deberían tener un listado de medidas para rechazar este tipo de guerras preventivas, que son demostraciones facistoides de la política internacional”, dijo.

Reitera Colombia ayuda de EU contra guerrilla y narcotráfico

Santiago.- El canciller de Colombia, Jaime Bermúdez, criticó la poca ayuda de la comunidad internacional a la lucha de su país contra el narcotráfico y el terrorismo, y destacó en cambio la colaboración prestada por Estados Unidos.

En entrevista publicada este domingo por la edición digital del diario chileno El Mercurio, Bermúdez defendió el tratado militar acordado con Estados Unidos, y recordó que en su país “se han asesinado candi

You must be logged in to post a comment Login