Familia de Ted Kennedy prepara funeral, EEUU llora fin de una dinastía

HYANNIS PORT, EEUU (AFP) – Estados Unidos se preparaba este jueves para dar el último adiós al senador demócrata Edward ‘Ted’ Kennedy, cuyo fallecimiento el martes marcó el fin de una dinastía y de una era de dramáticos cambios en la política estadounidense.

Todos los edificios gubernamentales tenían las banderas a media asta, al igual que muchos hogares del balneario Hyannis Port, en la costa de Massachusetts, donde el veterano senador murió el martes a los 77 años.

Los miembros del clan Kennedy se preparaban para iniciar los homenajes a una vida tocada por la tragedia, los escándalos y los éxitos, y planeaban escoltar su féretro el jueves en un cortejo hasta su ciudad natal de Boston, tras una misa privada.

Se esperaba que miles de personas reciban la caravana en la Biblioteca presidencial John F. Kennedy, donde sus restos serán velados previo a una misa funeraria católica el sábado durante la cual el presidente Barack Obama, quien describió a Kennedy como una “figura singular en la historia estadounidense”, hará uso de la palabra.

Ese mismo día, el gigante del Partido Demócrata será sepultado en el cementerio nacional de Arlington, en una colina en las afueras de Washington, cerca de sus hermanos John F. y Robert.

El hombre conocido como el “león liberal” del Senado, donde sirvió durante 47 años, murió tras una larga batalla contra un cáncer cerebral.

Su fallecimiento puso fin al dominio de medio siglo de su familia en el Partido Demócrata y dejó a Obama sin un aliado crucial en una dura batalla en el Congreso para aprobar una reforma del sistema de salud estadounidense.

El gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, declaró en una entrevista este jueves que está dispuesto a nombrar rápidamente a un sucesor temporario de Kennedy, lo cual precisa una modificación de la ley del estado.

“Me gustaría que el Congreso (de Massachusetts) examine esta ley rápidamente y me la envíe para que la promulgue”, dijo Deval al diario The Boston Globe, de acuerdo con lo que había reclamado Kennedy.

Días antes de su deceso, Kennedy llamó en una carta a modificar las normas vigentes para que se ocupara su escaño, a fin de evitar que éste quedara vacante durante demasiado tiempo.

Muchos pensaban que Ted Kennedy estaba predestinado para la presidencia tras el asesinato de sus hermanos: primero el presidente John F. Kennedy en 1963, y luego el senador Robert F. Kennedy, durante la campaña por la nominación presidencial demócrata de 1968.

Pero un escándalo y una reputación de bebedor y mujeriego cortaron las ambiciones del menor de los Kennedy de llegar a la Casa Blanca.

En 1969 perdió el control de su auto y cayó de un puente en Chappaquiddick, Massachusetts, en un accidente en el que murió su acompañante, la joven Mary Jo Kopechne. El escándalo se agravó cuando se supo que Kennedy nadó para alejarse del auto, abandonando a Kopechne, y demoró horas en reportar lo sucedido.

No obstante, finalmente el hombre que defendió causas progresistas en el Congreso se ganó el respeto de antiguos enemigos.

Más de 100 periodistas asediaban este jueves la residencia del clan Kennedy en la península de Cape Cod, donde la mansión de la familia podría convertirse en una propiedad abierta al público, según el diario Boston Globe.

Ted Kennedy murió dos semanas después que su hermana Eunice Kennedy Shriver falleciera a los 88 años. Jean Kennedy Smith, de 81 años, es la última sobreviviente de la generación de nueve hermanos.

You must be logged in to post a comment Login