Uruguay a punto de permitir adopción por homosexuales tras voto de diputados

MONTEVIDEO (AFP) – Uruguay quedó a un paso de ser el primer país latinoamericano en legalizar la adopción de niños por parejas homosexuales, tras la aprobación el jueves en Diputados de un proyecto que aún debe obtener aprobación definitiva del Senado, algo que se da por descontado.

“Se acaba de aprobar por 40 votos en 53, es decir con 13 votos en contra”, dijo el diputado Jaime Trobo, del opositor Partido Nacional, a la AFP desde la cámara baja.

El proyecto se aprobó con los votos de la coalición oficialista de izquierda Frente Amplio, que cuenta con mayoría parlamentaria. El PN (centro-derecha, principal oposición) votó en contra, salvo uno de sus diputados, que votó a favor.

El también opositor Partido Colorado (derecha, tercer partido) votó en contra, dijo el diputado colorado Daniel García Pintos.

Como el proyecto sufrió algunas modificaciones respecto al que había sido aprobado por el Senado el 15 de julio, deberá regresar allí para que “acepte o rechace” esas modificaciones, explicó por su parte la diputada oficialista Daniela Paysée.

El Senado tiene de plazo para pronunciarse hasta el 15 de setiembre, fecha en la que culmina el período legislativo debido a que Uruguay está en año electoral, y el 25 de octubre son las presidenciales.

Pero se da por descontado que “el proyecto sea aprobado antes de esa fecha”, dijeron los legisladores consultados.

Paysée defendió el proyecto afirmando que “aquí el sujeto de derecho es el niño”.

Como “docente con preescolares tuve niños criados por homosexuales que recibieron la mejor atención, incluso mejor que en lo que uno puede llamar familias ‘normales'”, afirmó.

En cambio, Trobo criticó “los apuros del gobierno” para su aprobación “sin generar el debate que merece” y calificó al proyecto de “estatista” porque “se desvincula a la sociedad civil de la adopción”.

Por su parte, el arzobispo de Montevideo, Nicolás Cotugno, consideró en un escrito como “grave aceptar la adopción de niños por parejas homosexuales”, y señaló que no se trata de “un tema de religión, de filosofía o de sociología” sino que “refiere esencialmente al respeto de la misma naturaleza humana” por lo que va “contra los derechos fundamentales del ser humano”.

El proyecto “no respeta el interés superior del niño”, como dispone la Convención de Derechos del Niño, porque “lo que se prioriza es el interés del que adopta”, dijo. La adopción no es “una institución que pueda regirse por criterios de conveniencia política”, agregó.

Mauricio Coitiño, del Colectivo Ovejas Negras, que reúne a gays, lesbianas y transexuales, dijo a la AFP: “Sentimos una alegría profunda” con la aprobación de un proyecto por el cual “hemos trabajado con la opinión pública y hablando con los legisladores”.

“Lo capital es que el proyecto promueve la igualdad de las familias con padres gays o transexuales, que pueden criar a sus hijos con los mismos derechos”, opinó.

Uruguay, pequeño país de 3,4 millones de habitantes, aprobó en 2008 la unión civil entre parejas homosexuales. Además, en mayo pasado el presidente Tabaré Vázquez firmó un decreto que derogó la normativa que impedía el ingreso de homosexuales a las Fuerzas Armadas.

Asimismo, el Senado aprobó en diciembre un proyecto de ley que habilita el cambio de nombre y sexo desde los 12 años de edad.

Ese proyecto “es mucho más importante para nosotros que el de la adopción”, dijo María Paz, del Colectivo Ovejas Negras.

Mientras, Coitiño indicó: “La bancada oficialista (de la Cámara baja) se comprometió a aprobarlo en esta legislatura, un compromiso asumido que esperamos que cumpla”.

You must be logged in to post a comment Login