Decenas de miles de norteamericanos dieron un último adiós a Ted Kennedy

BOSTON (AFP) – Decenas de miles de norteamericanos acudieron este viernes a la biblioteca John F. Kennedy de Boston para dar un último adiós al “león del Senado” Edward Kennedy fallecido el martes pasado.

En la sala de la biblioteca, el féretro de Ted Kennedy cubierto con la bandera estadounidense fue expuesto antes del sepelio el sábado en el cementerio nacional de Arlington, cerca de Washington.

El hombre conocido como el “león liberal” del Senado murió a los 77 años tras una larga batalla contra un cáncer cerebral, marcando el fin de una dinastía y de una era de dramáticos cambios en la política estadounidense.

El sábado por la mañana, se celebrará una misa en Boston en la iglesia católica Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, donde el presidente Barack Obama rendirá homenaje a Kennedy, paladín de los derechos civiles.

En 47 años como senador demócrata, Kennedy fue una de las figuras políticas más destacadas del ala progresista norteamericana y aunque muchos republicanos lo combatieron en vida el homenaje tras su muerte es unánime.

Sus funerales son prácticamente los de un jefe de Estado. En la misa del sábado prevista a las 12H30 GMT se anticipa además la presencia de todos los ex presidentes vivos, desde los republicanos George Bush padre a su hijo George W. Bush, pasando por los ex mandatarios demócratas Jimmy Carter y Bill Clinton.

Tras esa misa, los restos de Kennedy serán trasladados en avión hasta el cementerio nacional de Arlington, en las afueras de Washington, donde serán inhumados junto a las tumbas de sus hermanos John y Robert, ex presidente y ex candidato, ambos asesinados, respectivamente en 1963 y 1968.

La familia de Edward Kennedy y una ecléctica mezcla de amigos permanecieron este viernes en torno al féretro en una ceremonia de estilo irlandés, con oraciones, música y humor.

La jornada, calificada por la familia como una “celebración de su vida” fue el último acto antes de sepelio de este gigante del Partido Demócrata en el Cementerio Nacional de Arlington, junto a sus hermanos asesinados, John y Robert.

El presidente Barack Obama llegó a Boston en un avión privado de la Fuerza Aérea y se disponía a pasar la noche en la ciudad antes de dirigirse a la Basílica de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro para estar presente en la misa del sábado.

Obama, quien dijo que la muerte de Kennedy le había “partido el corazón”, se unirá en la misa fúnebre con un buen número de líderes políticos de Estados Unidos y del exterior.

Decenas de miles de personas desfilaron frente al féretro de Ted Kennedy desde el jueves en la biblioteca Kennedy, obligando a su familia a prolongar la ceremonia de homenaje hasta las primeras horas del viernes.

Los residentes de Boston (Massachusetts, noreste), ciudad natal del senador y algunos turistas curiosos pudieron así rendir homenaje al último patriarca de la familia Kennedy.

Bajo un sol radiante, hicieron cola frente a la entrada de la biblioteca para pasar frente al ataúd. “Teddy Kennedy hizo mucho en su vida”, comentó a la AFP David Broeg, un hombre de 52 años que esperó desde la siete de la mañana. “También sobrevivió a muchas cosas”, agregó.

Ted Kennedy murió dos semanas después que su hermana Eunice Kennedy Shriver falleciera a los 88 años.

Jean Kennedy Smith, de 81 años, es la última sobreviviente de la generación de nueve hermanos conocida como el “clan” Kennedy.

You must be logged in to post a comment Login