Familia real holandesa gana juicio contra AP por fotos en Argentina

LA HAYA (AFP) – Un tribunal holandés ordenó este viernes a la agencia de prensa estadounidense Associated Press (AP) que deje de difundir cuatro fotografías de los príncipes herederos de Holanda pasando las vacaciones en familia en Argentina.

“La protección de la vida privada de los demandantes tiene en este caso más importancia que la libertad de expresión de AP”, declaró el tribunal en un comunicado, agregando que “estas fotos no aportan nada al debate público”.

La agencia AP será multada con 1.000 euros por foto si continúa difundiendo las imágenes del príncipe Guillermo, su esposa, la argentina Máxima Zorreguieta, y una de sus tres hijas (Amelia, de cinco años), pasando sus vacaciones en una estación de esquí en Argentina el pasado mes de julio.

Tras su difusión, los príncipes herederos de Holanda demandaron a AP, exigiéndole la retirada de las fotografías de su archivo y que no vuelva a publicar imágenes de ellos si no es en el ejercicio de sus funciones.

AP argumentó que “los miembros de la familia real son personajes públicos (que se encontraban) en una estación de esquí pública fuera de su país”.

Durante la audiencia celebrada el 14 de agosto, los príncipes reclamaron una multa de 25.000 euros por cada una de las fotografías si volvían a difundirse.

La familia real holandesa participa regularmente en sesiones fotográficas organizadas para los medios a cambio de que éstos se comprometan a no fotografiarles durante sus actividades privadas.

La organización de defensa de la prensa Reporteros Sin Fronteras (RSF) se manifestó este viernes “decepcionada” y “escandalizada” por la decisión de la justicia holandesa.

En un comunicado RSF aseguró que “la justicia de Holanda acaba de abrir una vía “real” a todos los jefes de Estado y monarcas del planeta que, deseando proteger su imagen de marca, se apresurarán a referirse a esta decisión para justificar sus demandas contra los medios que se arriesguen a utilizar otras fotos que las debidamente autorizadas por sus servicios”.

“Es deplorable y horroroso que semejante ejemplo sea dado por un país de la Unión Europea (UE) generalmente destacado por su compromiso con la libertad de expresión”, concluyó la organización.

You must be logged in to post a comment Login