Despiden en el Capitolio al senador Kennedy

Edward Kennedy recibió el sábado el último homenaje en el Capitolio, desde donde sirvió a su país por casi medio siglo como senador, antes de ser enterrado en el Cementerio Nacional Arlington junto a los restos de sus hermanos.

Miles de personas se reunieron frente al Capitolio, muchas de ellas portando una bandera de Estados Unidos, mientras que empleados del Senado y legisladores del Congreso ocuparon las escalinatas del edificio.

Turistas y habitantes de la ciudad ocuparon las zonas verdes, y recibieron con aplausos el cortejo fúnebre, que estuvo escoltado por patrullas y policías en motocicletas.

La carroza se estacionó en la escalinata del Capitolio con el ataúd de Kennedy, sin flores, solo mostrando con la bandera de Estados Unidos encima, y tras de ella apareció una limousine que transportaba a la viuda del senador, Vikki, quien recibió condolencias de los presentes.

Entre los asistentes se encontraba el senador demócrata de 91 años de edad, Robert Byrd, de Virginia del norte, en silla de ruedas, y otros legisladores destacados.

El sacerdote Daniel Coughlin, capellán de la Cámara de Representantes, dijo una breve oración: y agradeció a la viuda por “compartir al senador” en ese momento con toda la gente que trabajó a su alrededor.

Durante el acto se cantó “América la hermosa”, la misma canción con la que despidieron el cuerpo del senador después del servicio fúnebre celebrado por la mañana en la Basílica de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en la ciudad de Boston.

La viuda de Kennedy fue despedida del lugar entre abrazos, mientras los hijos del senador se acercaron al micrófono, pero solo Patrick habló brevemente por los tres, agradeció al personal y les recordó que participan en un trabajo muy importante para el país.

Los tres hijos del senador demócrata recibieron algunos abrazos de ese grupo de colaboradores de su padre, quienes de nuevo cantaron “América la hermosa”, balanceándose suavemente en la escalinata, y despidieron con un fuerte aplauso el cortejo.

El cortejo fúnebre siguió su recorrido entre ovaciones y aplausos hacia el cementerio Arlington, donde en una ceremonia privada se enterró al senador demócrata, el último hijo de Rose y Joseph Kennedy, y a quien se conoció como “el León del Senado”.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login