Kennedy, el mejor legislador de nuestros tiempos: Obama

El presidente estadounidense Barack Obama afirmó el sábado que el mundo recordará a Edward Kennedy como “el campeón para los que no tenían nada, el alma del Partido Demócrata, y el león del Senado de Estados Unidos”.

Durante la misa fúnebre de cuerpo presente, celebrada en la basílica de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, el mandatario destacó la figura de Kennedy, fallecido a los 77 años a consecuencia de cáncer cerebral, como “el mejor legislador de nuestros tiempos”.

Ted Kennedy fue el bebé de la familia, el hijo más pequeño que se hizo su patriarca y el heredero de un pesado legado, dijo Obama al resaltar: “yo lo conocí como colega, mentor, y sobre todo amigo”.

El mandatario comentó que su perro Bo es uno de los dos regalos más apreciados que recibió del senador y su esposa.

Asimismo, mencionó que el senador dio nombre a cerca de mil leyes, de las cuales escribió más de 300, pero sobre todo recordó su generosidad, buen humor y su fortaleza para sobreponerse al dolor y la tragedia que marcó a su familia en diferentes ocasiones.

Kennedy enfrentó la muerte de dos de sus hermanos cuando tenía 16 años, el asesinato de otros dos, un accidente aéreo, la lucha de dos de sus hijos contra el cáncer, el deceso de tres sobrinos y, en sus últimos días, la pérdida de su hermana Eunice.

En su mensaje, Obama reconoció al político que dedicó su vida a la defensa de otros, pese a su propio sufrimiento, y que no lo hizo a través del dinero, el poder o las relaciones especiales.

Kennedy “fue dando una voz a los que no eran oídos. Le dieron el regalo del tiempo que sus hermanos no tuvieron y él lo utilizó para tocar tantas vidas y corregir tantos males como los años le permitieron”, añadió el mandatario estadounidense.

Contó como después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Kennedy llamó personalmente a cada una de las 177 familias de Massachusetts que perdieron a un ser querido en los ataques.

El político demócrata luchó contra la burocracia para conseguirles asistencia y consuelo a su pena e incluso los invitó a navegar, jugando con sus hijos, y siguió enviándoles una carta cada aniversario de la tragedia, señaló Obama.

“Era el amigo y colega que siempre fue el primero en tomar el teléfono y decir ‘¿qué puedo hacer para ayudar?’, el padre que no sólo se ocupó de sus tres hijos, también de los de John y Bobby, con quienes acampó, les enseñó a navegar, rió y bailó con ellos en cumpleaños y bodas, y lloró en las dificultades y tragedias”, acotó.

“No lloramos por él hoy debido al prestigio atado a su nombre o a su oficina. Lloramos porque amamos a este héroe bueno que luchó, con dolor y tragedia, no por la ambición o la vanidad, no por la riqueza o el poder, sólo por la gente y el país que él amó”, agregó Obama.

El gobernante estadounidense dedicó sus palabras finales a dar consuelo a la familia Kennedy por la pérdida.

“No podemos saber con certeza cuánto tiempo tenemos aquí. No podemos saber cuál es el plan de Dios para nosotros, pero lo que podemos hacer es vivir nuestras vidas lo mejor posible y con un propósito, con amor y alegría”, concluyó.

Ted y Patrick Kennedy despiden a su padre

Los hijos del senador Edward Kennedy, Ted y Patrick, despidieron a su padre dirigiendo conmovedores mensajes, salpicados de anécdotas que hicieron sonreír a los asistentes a la misa fúnebre en honor del fallecido político.

“Aunque no ha sido fácil a veces vivir con este nombre, yo nunca he estado más orgulloso del mismo como hoy”, expresó Ted Kennedy Jr., quien cerró su discurso con una frase de su padre: “el trabajo continúa, la causa perdura, la esperanza aún vive y el sueño nunca muere”.

Después del mensaje de los jóvenes Kennedy, el presidente estadounidense Barack Obama pronunció unas palabras a los asistentes a la misa, realizada en la basílica de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, ubicada en Boston, Massachusetts.

El oficio religioso terminó con las palabras y la bendición del arzobispo de Boston, el cardena

You must be logged in to post a comment Login