Recibirá OEA a Zelaya pese a “estrecho” margen para un acuerdo

La Organización de Estados Americanos (OEA) recibirá este martes al depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, pese a que el margen para un acuerdo con el gobierno de facto es “cada vez más estrecho”.

“Todavía existe un espacio posible para el acuerdo, si bien cada vez es más estrecho”, afirmó el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, tras la visita de cancilleres latinoamericanos a Tegucigalpa.

“Yo no doy por cerrada la negociación”, apuntó Insulza, con referencia a las visitas a Washington de Zelaya, así como de una comisión negociadora enviada por el presidente de facto Roberto Micheletti.

“Seguramente va a haber alguna reunión más del Consejo Permanente y yo voy a hablar con varios presidentes en los próximos días”, enfatizó el secretario general en un comunicado.

Insulza informó la semana pasada al Consejo Permanente que sectores allegados a Micheletti rechazan la restitución de Zelaya y una amnistía política general.

En rueda de prensa realizada el viernes pasado en la Embajada de Honduras en Nicaragua, Zelaya rechazó una propuesta de Micheletti quien ofreció su renuncia si el depuesto mandatario desiste de regresar al poder.

“Rechazamos toda propuesta que violente y suplante la soberanía popular”, sostuvo Zelaya, quien ha mostrado su disponibilidad de aceptar las recomendaciones de la OEA, Naciones Unidas y el Acuerdo de San José.

Esas recomendaciones, entre otras, están incluidas en el Acuerdo de San José que propone el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, que cuenta con el respaldo de la OEA.

La delegación de Micheletti, por su parte, también ha sostenido reuniones con funcionarios de la OEA y con el gobierno de Estados Unidos, incluida una reunión el viernes, confirmó el vocero del Departamento de Estado, Ian Kelly.

Estados Unidos suspendió recientemente la emisión de visas de turistas a los hondureños y anunció medidas adicionales “en los próximos días” para presionar al gobierno de facto a que acepte el Acuerdo de San José.

Sin embargo, a más de dos meses del golpe, Washington todavía no ha declarado oficialmente como un “golpe militar” el arresto de Zelaya por parte de militares y su expulsión en ropa de dormir a Costa Rica el pasado 28 de junio.

Un golpe militar haría que el Departamento de Estado, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Corporación del Desafío del Milenio y otras entidades suspendan la asistencia a Honduras, anotó Kelly.

“Básicamente ya hicimos eso. Ya hemos congelado programas que se aplicarían si se tomara esa determinación”, subrayó el vocero.

Puntualizó que Estados Unidos ya ha dicho en varias oportunidades que lo ocurrido en Honduras se trata de un golpe pero que la declaración oficial sobre “un golpe militar” todavía no se ha tomado.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login