Confía Zelaya en apoyo de la comunidad internacional para su retorno

El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, expresó su confianza en la Organización de Estados Americanos (OEA) y Estados Unidos para ser restituido, pero dijo que la paciencia “tiene un límite”, tras dos meses del golpe de Estado.

“Tengo confianza en la comunidad internacional, como lo he manifestado en reiteradas ocasiones”, en aquellos “que no reconocen la legitimidad del gobierno de facto”, dijo Zelaya el martes tras reunirse con el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y miembros del Consejo de ese organismo.

Indicó que espera que Estados Unidos declare oficialmente como golpe de Estado su arresto por militares y expulsión del país, y que la OEA desconozca las elecciones programadas para noviembre, que calificó como un “proceso viciado” que no garantiza la transparencia de los comicios.

La comunidad internacional “no está dispuesta a reconocer ni el proceso electoral, ni el resultado de las elecciones ni quién gana las elecciones”, puntualizó.

“El presidente de los hondureños está desterrado del país y hay una gran represión interna”, anotó Zelaya, quien indicó que las medidas de diferentes países contra los golpistas son “congruentes con los principios de la democracia, no sólo de Estados Unidos sino de toda América”.

“¿Puede el gobierno del presidente (Barack) Obama sentirse relegado por un grupo de golpistas que han infringido la ley en mi país?”, preguntó sobre el rechazo del gobierno de facto al Acuerdo de San José impulsado por el presidente costarricense Oscar Arias para el retorno al orden constitucional.

Señaló que estos 60 días han servido para fortalecer no sólo a la comunidad internacional contra los golpistas, sino también el pueblo hondureño, aunque advirtió que la paciencia “también tiene un límite”.

“Considero que el hecho de tener paciencia también tiene un límite, y el límite espero que no se agote hasta que la comunidad internacional haya agotado todos sus recursos para una restitución pacífica y democrática en mi país”, enfatizó.

Manifestó que ha sido muy “respetuoso” de entidades internacionales como la OEA, Naciones Unidas, el Consejo Permanente de la OEA, la delegación de cancilleres latinoamericanos, los países europeos y las propuestas bajo el Acuerdo de San José para un retorno a la democracia.

Indicó, sin embargo, que “el pueblo hondureño y su servidor tenemos mecanismos necesariamente alternativos con el fin de restituir el respeto y el derecho a la libertad que este pueblo hondureño tiene de escoger a sus gobernantes y en participar en un proceso democrático”.

Esos mecanismos “serán utilizados cuando se agote el proceso” de diálogo y los esfuerzos diplomáticos, sostuvo Zelaya sin precisar acerca de esos métodos.

El depuesto mandatario mencionó las violaciones a los derechos humanos en Honduras que denunciaron organizaciones como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y Amnistía Internacional, entre otras.

Destacó, por otro lado, medidas tomadas por Estados Unidos y otros países, así como de organismos multilaterales como el Banco Mundial, para presionar al gobierno de facto mediante la suspensión de diferentes programas.

Zelaya tiene prevista una reunión el próximo jueves con la secretaria de Estado estadunidense, Hillary Clinton, para tratar el mejor camino hacia delante sobre la situación en Honduras”, según informó el vocero del Departamento de Estado, Ian Kelly.

Tanto Estados Unidos como la OEA respaldan el Acuerdo de San José para un retorno de Zelaya al poder, un gobierno de unidad nacional, una amnistía política general, la conformación de una comisión de la verdad y el adelanto de las elecciones, entre otras medidas.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login