Estados Unidos suspende ayuda económica a Honduras

WASHINGTON (AFP) – Estados Unidos profundizó el aislamiento del régimen de facto al suspender este jueves su importante ayuda económica a Honduras, coincidiendo con una entrevista en Washington del presidente derrocado Manuel Zelaya con la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

“El Departamento de Estado anuncia la supresión de una amplia gama de ayudas al gobierno de Honduras, una decisión derivada del golpe de Estado que tuvo lugar el 28 de junio”, indicó el portavoz Ian Kelly en un comunicado.

Kelly no especificó a qué monto asciende la ayuda, pero la semana pasada un funcionario del departamento había dicho que se podría cortar la colaboración a Honduras de un programa antipobreza, del que falta por desembolsar todavía más de 100 millones de dólares, entre otros.

Endureciendo su postura, Estados Unidos indicó que “no estará en capacidad de respaldar los resultados de las elecciones previstas” para noviembre, en sintonía con la mayoría de los países latinoamericanos, que se han manifestado en igual sentido.

Los nuevos anuncios obedecen a “la necesidad de fuertes medidas, a la luz de la resistencia del régimen de facto de adoptar el Acuerdo de San José”, para solventar la crisis en Honduras, que prevé entre otras cosas el retorno de Zelaya al poder, indicó Kelly.

Tras reunirse con Clinton en el Departamento de Estado, Zelaya, quien había pedido a Washington mano dura contra el régimen de facto, saludó “el recrudecimiento de las medidas”.

Ahora se consolida “un solo bloque de todos los países de América” que condenan el golpe y no reconocerán las autoridades “ilegítimas” que emanen de las “elecciones fraudulentas” de noviembre, dijo Zelaya a periodistas.

Al tiempo que llamó al pueblo de Honduras a “mantener la resistencia”, se dijo dispuesto a firmar el Acuerdo de San José.

Por su parte, el régimen de facto respondió con irritación ante la “poco amistosa” decisión de Estados Unidos, y acusó a este país de haber “tomado la decisión de irse por el lado de (el presidente venezolano Hugo) Chávez”, dijo el ministro de la presidencia, Rafael Pineda Ponce, a la radioemisora HRN.

Estados Unidos ha decidido “condenar al pueblo que lucha contra la expansión marxista en Centroamérica y en América”, añadió Pineda Ponce.

La ministra de Finanzas del gobierno de facto, Gabriela Núñez, advirtió que la suspensión de la ayuda afectará al comercio de todo Centroamérica, al suspenderse la construcción y ampliación de la principal carretera del país que financiaba Estados Unidos.

Al anuncio de Estado Unidos se unió otro de Brasil, quien suspendió temporalmente dos acuerdos de exención de visas con Honduras, informó la cancillería brasileña.

El gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, quien ha mantenido su condena al golpe, tomó anteriormente medidas contra el régimen de facto, como la cancelación de la entrega de visas en Honduras para los no inmigrantes y la ayuda militar, para forzarlo a aceptar el Acuerdo de San José.

Pero el gobierno de facto de Roberto Micheletti ha insistido en que no acepta el regreso al poder de Zelaya.

Durante su visita a Washington, la quinta desde que fue desplazado del poder, Zelaya asistió el martes a una sesión especial de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde dijo que recibió el compromiso de los países de que no reconocerán las venideras elecciones en Honduras.

La OEA suspendió a Honduras tras el golpe, y envió la semana pasada una misión de cancilleres a Tegucigalpa que fracasó en su intento de convencer al régimen de facto a firmar el Acuerdo de San José.

You must be logged in to post a comment Login