La madre del secuestrador de Jaycee Lee Dugard pensaba que era su nieta

LONDRES (AFP) – La madre de Phillip Garrido, acusado de haber raptado a la niña Jaycee Lee Dugard en 1991 y de mantenerla secuestrada durante 18 años, explicó este domingo a la prensa británica que pensaba que la pequeña era su nieta.

Patricia Garrido, de 88 años, explicó al diario británico Sunday Mirror que su hijo le presentó a Dugard como “Allissa”, hija de una anterior relación, y aseguró desconocer la verdadera historia hasta que la policía de California detuvo a su hijo el mes pasado.

“Desconocía que ella estaba allí en contra de su voluntad. Estaba en mi cama y todo lo que sabía era que esa sonriente niña vino a verme”, relató la anciana. “Ella siempre pareció feliz de estar allí. Creía que era mi nieta. No supe lo que le ocurrió hasta ahora, pero la quiero. Espero que ella esté bien”, agregó.

Garrido explicó a su madre que las dos niñas, que él concibió con su secuestrada y que ahora tienen 15 y 11 años, eran también fruto de una relación anterior. “No recuerdo cómo las dos pequeñas llegaron allí, pero pensé que eran de Phillip. Me dijo que todas eran sus hijas”, aseguró Patricia.

Dugard, que ahora tiene 29 años, fue secuestrada en el exterior de su casa cuando tenía 11 años y permaneció retenida por Garrido (condenado por violación) en una prisión de cobertizos y tiendas, hasta que fue liberada el mes pasado.

Patricia Garrido agregó que no veía nada anormal que Dugard y las niñas viviesen fuera de la casa, porque ella creció en una granja y “era frecuente pasar mucho tiempo fuera como consecuencia del ruido”.

La anciana defiende a su nuera Nancy, también acusada junto a Garrido, quien la cuidó durante dos décadas, bañándola y alimentándola. “Nancy tiene un corazón enorme y todo el mundo parecía feliz. Allissa era una niña muy feliz. Todavía le llamo Allissa porque él nunca me dijo que se llamara Jaycee. Simplemente no pensaba que hubiese nada malo en ello”, se defendió.

Patricia negó las informaciones que le acusaban de haber ayudado a Dugard en el parto de sus dos hijas y aseguró que está luchando para que salga toda la verdad del asunto. “Eran todas unas niñas encantadoras. Simplemente pensé que eran mi familia. No tengo ni idea de por qué hizo algo así (su hijo). No sé qué le pasó, pero ha entristecido a toda la familia”, concluyó.

You must be logged in to post a comment Login